1 punto que no es poco

El Burgos Club de Fútbol suma por tercera jornada consecutiva, hoy un punto ante la Unión Deportiva Las Palmas en un partido muy trabajado.

La Unión Deportiva comenzaba el partido exponiendo todos sus argumentos sobre el césped del estadio de la Ribera del Arlanzón, en los primeros 10 minutos gozaron de seis buenas acciones para abrir el marcador. Jesé pudo tener la primera, pero Alfonso Herrero se anticipó bien para atrapar, la siguiente acción llegó en botas de Pejiño, con un disparo tras caracolear en la frontal que pegó en la zaga burgalesa.

Entre ataques canario, Alegría pudo finalizar en área rival con una ocasión que finalmente quedó invalidada por fuera de juego. Pejiño, el más activo de los “pio-pio” durante el partido, lanzó un peligroso pase raso que despejó bien Ernesto. Apenas un minuto después, en el 6, nuevo pase de Pejiño buscando a Jesé que cortó perfecto Unai Elgezabal.

Los nuestros intentaban sacudirse el dominio visitante buscando profundidad por las bandas, en primer termino Matos y en segundo Raúl Navarro, ante una zaga amarilla que no concedía licencias cerca de su área.

La profundidad blanquinegra fue aprovechada por Jonathan Viera, tras robar, para lanzar una fugaz contra que logró cortar perfecto Miguel Rubio taponando el disparo del canario.

En el minuto 17 volvió a aparecer Pejiño, en esta ocasión recortando para disparar sobre puerta y forzar una nueva parada de Alfonso Herrero.

Pasada la media hora de juego llegaría una de las mejores acciones de los nuestro, balón largo de Matos cambiando la banda que controla Juanma, aunque si claridad para poder romper la línea de zagueros. El partido se equilibraba ligeramente llegando al termino de la primera parte, en el minuto 40 Alegría levantó a la parroquia con un excelente taconazo a pase de Juanma que a punto estuvo de sorprender a Raúl.

Una más clara le quedó a la Unión Deportiva antes del descanso, ocasión clarísima de Jesé que desbarató de forma magistral Alfonso Herrero lanzándose al césped en el mano a mano con el futbolista canario.

La segunda mitad bajó el ritmo del encuentro y de las ocasiones, que incluso llegaron a ser más claras para los de Calero a pesar de que la primera la tuvo Jesé ante un Miguel Rubio que no claudicó y despejó con la testa. Andy Rodríguez probó fortuna en el 54 con un buen disparo a saque de falta que forzó a Raúl para detener la bola en dos tiempos.

Tres minutos después Saúl Berjón cargó un buen centro desde la zurda buscando la cabeza de Miguel Rubio, que remato desviado a la izquierda de la madera.

El partido parecía más estable, pero aún así se vivieron jugadas explosivas como la de Peñaranda, que internó con muchísima velocidad ante un Córdoba que presionó bien para forzar el error del extremo canario y facilitar la parada de Alfonso Herrero.

En los últimos minutos el BCF buscó portería enlazando contragolpes, los más claros con Juanma, Mumo y Álvaro Rodríguez como protagonistas, centro del lateral madrileño que controla y cede Juanma para que Mumo remate sobre puerta, y con una sensacional carrera de 70 metros de Córdoba que incluso logró pisar área rival.

El respeto hizo gala de presencia hasta llegar al pitido final con resultado gafas en el luminoso.