20 policías en prácticas para Burgos, Aranda y Miranda

Ocho alumnos trabajarán en la Comisaría Provincial de Burgos, seis en la Comisaría de Aranda de Duero y seis en la Comisaría de Miranda de Ebro.

La plantilla de la Policía Nacional de la provincia de Burgos ha recibido hoy la incorporación de veinte policías en prácticas de la Escala Básica, que han finalizado su formación en la Escuela de Policía Nacional de Ávila. De los 20 agentes en prácticas (12 hombres y 8 mujeres), ocho alumnos prestaran servicio en Burgos, seis en Aranda de Duero y seis en Miranda de Ebro. En el conjunto de Castilla y León serán 103 los alumnos y alumnas en prácticas que se incorporan procedentes de la nueva promoción.

Esta mañana han sido recibidos en dependencias de la Comisaría Provincial por el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, por los mandos policiales de la Comisaría Provincial de Burgos y por responsables de las Comisarías locales de Aranda de Duero y Miranda de Ebro.

El subdelegado del Gobierno ha saludado a los nuevos agentes a los que ha felicitado por la elección que hicieron el día en que decidieron formar parte de la Policía Nacional. "Vais a formar parte de un Cuerpo que siendo creado para la seguridad se ha erigido como un gran defensor de los valores democráticos como ha acreditado con su labor durante la pandemia", ha señalado. Asimismo, De la Fuente les ha animado a permanecer en la provincia de Burgos para desarrollar su carrera profesional una vez que terminen esta fase de su aprendizaje.

El periodo de prácticas es una prolongación del proceso de formación docente y que, una vez aprobada la oposición, se inicia en la Escuela Nacional de Policía de Ávila. Allí reciben una formación completa que además implica una evaluación continua que deben superar para iniciar estas prácticas. Los planes de formación para el ingreso en la Policía Nacional están diseñados de forma que capaciten para desempeñar, con profesionalidad y eficacia, las funciones que como servicio público se encomiendan a este Cuerpo.

La materialización de las prácticas se arbitra a través de un plan de seguimiento tutorial orientado a evaluar la idoneidad de los nuevos agentes para el ejercicio de la profesión policial.

Durante los próximos meses y hasta el verano de 2023, los policías en prácticas de la XXXVII Promoción de Escala Básica formaran parte de las plantillas de Burgos y Comisarías Locales, con la finalidad y propósito de conocer y trabajar junto a los policías que integran las distintas unidades para desempeñar en el futuro el servicio que compete a la escala a la que pertenecerán. Prestarán servicio junto al resto de agentes de Policía Nacional destinados en las diferentes unidades y llevando a cabo una rotación por los diversos grupos de Policía Judicial, Seguridad Ciudadana, Oficina de Denuncias, Extranjería, Policía Científica, Documentación e Información.

publi BAD.png