4 fiestas de Burgos declaradas de Interés Turístico de Castilla y León

La Ruta del Emperador Carlos V, de Medina de Pomar, la Cabalgata de Torregalindo, Los Titos de San Antón, de Gamonal, y la Pasión Viviente de Covarrubias, en Burgos.

La Junta de Castilla y León, a propuesta de la Comisión Permanente del Consejo Autonómico de Turismo de Castilla y León, como órgano competente para el estudio de las solicitudes de declaraciones de interés turístico, ha declarado de interés turístico regional ocho nuevos eventos que se desarrollan en la Comunidad.

Estas declaraciones se han aprobado tras comprobar el cumplimiento de los requisitos exigidos para este tipo de declaraciones, en la Orden de 14 de marzo de 1995, de la Consejería de Cultura y Turismo, por la que se regula la declaración de Fiestas de Interés Turístico de Castilla y León.

Las burgalesas son las siguientes:

  • La Ruta del Emperador Carlos V, de Medina de Pomar, Burgos, se ha tenido en cuenta que es la única que conmemora el paso del Emperador por tierras castellanas camino a su retiro en el Monasterio de Yuste. Se trata, así, de la puesta en valor de un acontecimiento histórico celebrado en un entorno patrimonial único. El Ayuntamiento de Medina de Pomar apuesta por su promoción exterior a través de la Red de Cooperación de las Rutas Europeas del Emperador Carlos V, cuyo objetivo era la declaración de dichas rutas como Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europa, desde 2015.

  • En la Cabalgata de Torregalindo, Burgos, la Comisión ha contemplado su evolución durante sus 36 años de celebración, dando cabida cada año a más personajes, ampliando las zonas de decorado, multiplicando las escenas, consiguiendo una representación completa del Auto de los Reyes Magos, pasando de un sencillo Portal de Belén a un gran Belén viviente de gran vistosidad y colorido que cada vez es visitada por más gente.

  • En el caso de la Fiesta de los Titos de San Antón, de Gamonal, en la ciudad de Burgos, se ha destacado que no existe otra tradición con ella en todo el territorio, no solo de Castilla y León, sino de España. El reparto de comida para las personas necesitadas sí es una tradición arraigada y que, seguramente, se conserve como tal en otras localidades, pero un reparto de esta legumbre tan específica, realizada por una cofradía de tanta antigüedad como la de San Antón y en estas cantidades, la convierte en original, única y singular.

  • La Pasión, de Covarrubias, en Burgos, ha sido valorada por la Comisión por contar con un montaje original, pues se trata de representaciones estáticas. En cada escena, los personajes adoptan unas posturas fijas y permanecen completamente inmóviles durante largo tiempo, dando la impresión al que lo contempla de estar viendo auténticas imágenes pintadas o esculpidas, a modo de esculturas vivientes. De este modo representan once pasos de la Pasión de Jesucristo. Los pasos permanecen montados hasta que la procesión entera ha pasado, de tal manera que a veces los actores han estado hasta una hora inmóviles en sus puestos.

publi BAD.png