Fracasa la primera moción de censura de Castilla y León

La moción de censura presentada por el PSOE en la que se propone a Luis Tudanca como candidato a la Junta necesitaba al menos de 41 votos a favor para triunfar.

Sorpresa en los últimos movimientos en la moción de censura en Castilla y León.

María Montero procuradora de Ciudadanos de Castilla y León abandona el partido naranja pero no el escaño, pasará al grupo mixto.

Ha criticado la falta de liderazgo en Cs y que no se ha cumplido la promesa de acabar con 30 años del PP en Castilla y León. La procuradora por Salamanca ha declarado que tras una profunda reflexión ha tomado la decisión de dejar CS por haber traicionado la promesa de poner fin a la era del PP.

María Montero pasará al grupo mixto. Se entiende que su movimiento está motivado por la moción de censura y la descomposición del partido naranja. Según ha declarado en las ultimas horas, votara obtención en la moción de censura.

Estas horas que seguro están siendo frenéticas de llamadas entre unos y otros deja casi imposible la victoria de los socialistas.

Los votos de UPL y Por Ávila ahora mismo se van a la obtención también.


En el otro lado tenemos los 29 votos en contra del Grupo Popular y 1 de vox.

La clave estaba en el voto de los 10 procuradores de Ciudadanos, finalmente han sido en contra.

El partido tanto a nivel regional como nacional, se ha posicionado en contra de la moción de censura respaldando tanto al presidente como a su vicepresidente.

Antecedentes

Para entender lo que ocurre internamente en el partido y las corrientes que hay en él, hay que remontarse a las primarias en las que Francisco Igea se impuso a Silvia Clemente tras las denuncias de pucherazo.

Silvia clemente antes en el PP, era la candidata de Albert Rivera. Su pasado causaba recelos en algunos de los naranjas de Castilla y León. En un primer momento se la proclamo vencedora en las primarias, pero tras el escándalo de pucherazo el aparato del partido dio marcha atrás y finalmente Francisco Igea fue el candidato a la Junta de Castilla y León.

De los actuales procuradores de ciudadanos, algunos estaban en el equipo de Silvia clemente y otros en el equipo de Igea.

Posteriormente vino la debacle de Albert Rivera y nuevamente las primarias de por medio.

Francisco Igea se enfrentó a Inés arrimadas por la dirección del partido, pero Arrimadas arraso.

Como ya ocurrió con Silvia Clemente, entre los procuradores naranjas estaban los que apoyaban a Arrimadas y los de Igea.

Las dudas de que esto vaya a ser así surgen por las luchas internas que ha habido en el partido.