68 nuevos guardias civiles para la provincia de Burgos

Barcones ha puesto como referencia de guardia civil “ejemplar” al teniente coronel jefe de la UEI herido en Santovenia de Pisuerga el pasado viernes en acto de servicio.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha dado esta mañana la bienvenida en la Comandancia de Burgos a los guardias civiles alumnos y alumnas en prácticas que completan esta etapa formativa en la provincia burgalesa. Para completar esta formación de un año llegarán a Burgos 68 guardias civiles de los 282 que realizarán este periodo en Castilla y León.

La delegada ha estado acompañada en este acto por el general jefe de la 12ª Zona de la Guardia Civil, Luis del Castillo, por el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, y por el teniente coronel jefe de la Comandancia de esta provincia, Alfonso Martín.

Barcones ha agradecido a estos guardias civiles en prácticas recién llegados a Burgos “que hayáis decidido dedicaros profesionalmente a servir a los ciudadanos porque vuestra labor lleva aparejada, como pocas, la vocación de ayudar al prójimo”.

No se ha olvidado del “riesgo” que acompaña a este trabajo porque “os tocará convivir casi a diario con lo peor de la condición humana. Os impregnaréis del dolor ajeno causado por personas contra otras personas. Siento no ser capaz de transmitiros demasiada alegría en mis primeras palabras, pero tengo muy frescos en el recuerdo los acontecimientos vividos el pasado viernes en Santovenia de Pisuerga, en Valladolid”.

Sobre la situación del jefe de la Unidad Especial de Intervención, el teniente coronel Pedro Alfonso Casado, que lucha en un hospital por “sobrevivir a un sinsentido”, Barcones ha señalado que “este guardia civil ejemplar cumplía con su deber, defendía la vida de otras personas y para ello, ponía en riesgo la suya. Como había hecho siempre a lo largo de su brillante carrera como Guardia Civil, como os tocará hacer a vosotros porque para eso vais a ser guardias civiles profesionales”.

La delegada del Gobierno ha señalado que “no puede quebrarse nuestra esperanza ni nuestro ánimo porque con ese espíritu debemos seguir afrontando los retos del futuro y en este camino volveremos, por desgracia, a toparnos con muchos sinsabores”.

Barcones les ha deseado que su estancia en esta provincia “os sea provechosa tanto en el plano laboral, de aprendizaje, como en el humano porque todos y todas los que algún día llegan aquí desde fuera, sea poco o mucho el tiempo que estén, acaban impregnados del carácter de lo burgalés, de lo castellano, de sus gentes y su forma de vida”.

“Creedme, -ha añadido- no es mala cosa porque aquí vive mucha gente noble y humilde, pacífica, acogedora, solidaria, trabajadora. Buena gente. Y en Burgos, en Castilla y León, se vive bien. Tenedlo en cuenta, por favor, cuando dentro de un tiempo tengáis que elegir destino”.

Los guardias alumnos y alumnas en prácticas que se acaban de incorporar a la Comandancia de Burgos son casi todos de Castilla y León.

Los agentes que se incorporan van a repartirse a las cinco compañías de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Burgos (Burgos, Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Medina de Pomar y la compañía de Plana Mayor que está en la cabecera de la Comandancia).

publi BAD.png