A patadas y cabezazos con la policía tras intentar robar en un coche

Agentes de la Policía Local de Burgos detienen a un hombre por un presunto delito de atentado contra los agentes de la autoridad.

Los hechos tuvieron lugar la tarde del martes 30 de noviembre, cuando sobre las 18:20 horas se recibe aviso en la sala 112/092 en la que el vigilante de seguridad encargado del Depósito Municipal de Villalonquéjar solicita apoyo urgente.

Un varón pretende entrar a la fuerza al interior de las instalaciones, desconociendo inicialmente sus intenciones.

A la mayor celeridad, una dotación de UPC de Policía Local se persona en la calle Condado de Treviño, donde se ubica el depósito, y observa al varón junto a un vehículo estacionado en doble fila, frente al acceso del recinto.

Al percatarse de la presencia policial, esta persona recibe a los uniformados con insultos y se aproxima hacia uno de ellos de manera rápida y mostrando una actitud agresiva. Justo a su altura, le da un fuerte empujón, haciendo retroceder al agente agredido, y acometiendo de nuevo.

Junto con una patrulla de UCID, alertada por el aviso, proceden a la detención de B.H.A. de cuarenta años y múltiples intervenciones con los agentes, por un presunto delito de atentado, resultando heridos de carácter leve dos policías locales. Tanto en la detención como en el posterior traslado, su reacción fue agresiva, de resistencia grave y muy activa profiriendo golpes (patadas y cabezazos) tanto a los agentes como al vehículo policial, llegando incluso a fracturar la luna trasera derecha del coche patrulla.

Como reconoció el detenido, posteriormente y ya en calabozos, todo se debió al insistente afán por recuperar un teléfono móvil que pensaba que estaba en un vehículo que se encuentra estacionado en el interior del depósito municipal.

publi BAD.png