Campaña de controles contra los atropellos en Burgos

Agentes de Policía Local han impuesto diecisiete denuncias desde que comenzaran con el operativo de sensibilización sobre la obligación de respetar los pasos de peatones.

Han sido quince los controles realizados en diferentes partes de la ciudad: Zona centro (calle San Lesmes, avenida de los Reyes Católicos, avenida de Cantabria), Zona sur (calle Legión Española, Paseo de la Audiencia, calle Madrid, Plaza Castilla, San Agustín) y Zona Gamonal (Juan Ramón Jiménez, Pablo Casals, avenida de los Derechos Humanos, calle Federico García Lorca, calle Santiago, Francisco Grandmontagne y avenida Castilla y León).

En un total de quince pasos de peatones se centra la labor de concienciación, a todos los usuarios de la vía, de la responsabilidad y el cuidado que se debe aplicar al acercarnos a un paso para peatones, en especial a los que no están regulados por semáforo. Y más encarecidamente a los conductores de todo tipo de vehículos que transitan por la vía, siendo éstos los responsables en la gran mayoría de atropellos a peatones.

Los actores principales son los conductores, que deben extremar las precauciones en las proximidades de zonas de paso y no solo en las reguladas por semáforo, sino también en las otras como zonas escolares, lugares de pública concurrencia en las inmediaciones de las instalaciones deportivas o culturales, y lugares donde se van a celebrar distintos eventos (fútbol, baloncesto, atletismo, rugby, etc).

Dentro de la Seguridad Vial, un factor fundamental es el del consumo de sustancias o bebidas alcohólicas que interfieren de manera muy significativa en la conducción, estando implicado, su consumo, en atropellos, fuga del lugar del siniestro, conducciones negligentes y temerarias, accidentes con cuantiosos daños materiales y lesiones graves, sin olvidar lo más traumático que es la muerte de una persona.

Desde el lunes 10 de enero se han contabilizado quince accidentes viales, cuatro de ellos con heridos; seis conducciones bajo los efectos de bebidas alcohólicas, arrojando ayer mismo un conductor la cifra de 1,55 mg/l; dos atropellos con resultado de lesiones y el triste fallecimiento de una mujer de sesenta y siete años.

Estas son cifras que la propia sociedad ha normalizado y ya no asustan, pero los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad (Policía Local, Nacional y Guardia Civil) quieren poner el acento en estas conductas incívicas, viendo su reciente auge.

El año pasado, más de 360 conductores dieron positivo en alcohol o en drogas y en algunos casos en ambas; se denunciaron 160 conductas negligentes o temerarias, relacionadas con la conducción; más de 1.700 denuncias relacionadas con estacionamientos en carriles o partes en la vía (pasos de peatones, aceras, carril circulación) obstaculizando gravemente el tráfico de peatones en especial; 9000 denuncias relacionadas con excesos de velocidad y algo más de 7500 por no respetar la luz roja de un semáforo.

A la luz de estos datos, desde el Ayuntamiento de Burgos se refuerzan las medidas de Seguridad Vial, perseverando en su cumplimiento y adaptándonos a las nuevas medidas que facilitan las peatonalizaciones y la prioridad del peatón sobre los vehículos, la reducción de los límites de velocidad a 30km/h, las campañas para evitar la conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes; y todo lo necesario para no tener que lamentar ninguna vida truncada por un accidente de tráfico en la ciudad de Burgos.

publi BAD.png