¿Conoces el Burgos de Filipinas?

Burgos es un pequeño municipio de 4.000 habitantes situado en el extremo nordeste de la isla de Siargao en las Filipinas.

En las islas filipinas encontramos multitud de nombres españoles en provincias, islas, ciudades, municipios, barrios, pueblos, por su pasado durante siglos bajo el control del imperio español. Pero muchos desconocen que en las 7.641 islas que forman el archipiélago de Filipinas, encontramos un "Burgos".

Los primeros pobladores de Burgos se asentaron en la costa este de la isla por temor a los ataques de los piratas moros. El actual territorio de Surigao del Norte al que pertenece Burgos, fue parte de la provincia de Caraga durante la mayor parte del período español.

En 1925, durante la ocupación estadounidense de Filipinas, pasó a llamarse barrio de Burgos, perteneciente al municipio de Numancia, hoy municipio de Del Carmen. Posteriormente pasa de barrio a municipio.

Pero, ¿de dónde viene el nombre de Burgos?

Este municipio de esta pequeña isla, lleva el nombre de Burgos en honor a José Apolonio Burgos. Hijo de militar español y madre filipina, su vocación sacerdotal fue temprana, y a pesar de la oposición de sus padres siguió adelante hasta convertirse en uno de los sacerdotes filipinos mejor formado. Encabezó un movimiento en defensa de los derechos de los sacerdotes filipinos.

El padre Burgos llevó a cabo una campaña reivindicativa que ponía al descubierto las injusticias que se estaban cometiendo con el clero autóctono. En enero de 1872, estalla la rebelión armada conocida como “el motín de Cavite”, obreros de la maestranza de Artillería del Arsenal de Cavite, junto a la Infantería de Marina indígena, apoyados por civiles, después de matar a varios españoles se hacen con la fortaleza de San Felipe. La venganza española no se hace esperar y numerosos implicados de Cavite son condenados, entre ellos tres sacerdotes como principales instigadores de la rebelión, entre ellos al padre Burgos, al padre Jacinto Zamora y al padre Feliciano Gómez. Todos son condenados a pena capital, y ejecutados a garrote vil.

Reconocidos como los primeros mártires filipinos, sus muertes se conocen con el nombre “Gomburza” (iniciales de sus apellidos Gómez, Burgos y Zamora). El padre Burgos había sido amigo de la familia Rizal, por lo que su muerte no sería olvidada por el entonces niño Rizal (héroe nacional de Filipinas).