Crímenes que no importan

Santos denuncia que le quemaron la caseta en la que vivía matando a sus dos perros.

En la mañana del 9 de abril los bomberos intervenían en el incendio de una caseta en La Ventilla, entre los restos, aparecían los cuerpos calcinados de dos perros.

En esa caseta vivía Santos con Scooby y Beethoven, sus dos perros, se había instalado en este lugar desde octubre de 2020 ante la imposibilidad de compatibilizar ayudas sociales con lo que para Santos era su familia, los perros.

Al poco de llegar, el supuesto dueño de ese terreno le pide dinero para poder quedarse en ese lugar, pero Santos no puede pagar.

Pocos días antes del devastador incendio, 3 personas acudieron al lugar para comunicar a Santos que tenía que pagar el dinero que debía.

El 9 de abril por la mañana, cuando Santos no estaba en la caseta un pavoroso incendio acababa con sus pocas pertenencias y lo que más quería, morían calcinados Scooby y Beethoven, sus dos perros. Beethoven y Scooby tenían chip y vacunas.

Santos desolado denuncia que el incendio fue provocado. Los perros cuando notaban la presencia de alguien en el exterior ladraban, por lo que quien provocó el incendio sabía que se encontraban allí.

Según se ha podido conocer por otros medios, la policía está investigando lo sucedido.