Cuatro derrotas seguidas del San Pablo en liga

El cuadro burgalés no pudo alcanzar la victoria frente a un conjunto manresano que dominó la totalidad del partido.

El Hereda San Pablo Burgos encajó una derrota ante un BAXI Manresa que dominó la totalidad del encuentro en el Coliseum. El cuadro de Žan Tabak afrontaba el duelo con un roster de diez jugadores, por la baja de Marc García y la ausencia a última hora de Dani Díez, aquejado de un proceso gripal. Los burgaleses trataron de aumentar su intensidad en la pista para aferrarse al marcador buscando una remontada en el último cuarto que no pudo consumarse. Los mejores del cuadro castellano fueron Dejan Kravic (21 de valoración), Alex Renfroe (19 de valoración) y Vítor Benite (19 puntos).

El partido empezaba a contrapié para el Hereda San Pablo Burgos, que no encontraba fortuna en sus acciones ofensivas, en las que BAXI Manresa dominaba la pelea por el rebote. Un parcial de 0-10 en los primeros minutos del duelo obligaba al tiempo muerto local. Suleiman Braimoh y Xavi Rabaseda hacían reaccionar a los castellanos, que reducían diferencias desde el exterior (11-15). Los catalanes se aferraban a los triples de un acertadísimo Sylvain Francisco (14-21). El intercambio de canastas en el cierre del primer cuarto dejaba a los visitantes por delante (19-25).

El juego interior iba definiendo el segundo periodo en el Coliseum, en una particular batalla entre Yankuba Sima y Dejan Kravic (28-33). El conjunto manresano volvía a despegarse del burgalés, errático en sus acciones ofensivas, y llevaba hasta los doce puntos su ventaja (31-43). No lograban despertar los de Tabak para volver a reengancharse al choque. Un triple de Guillem Jou llevaba el partido al descanso con trece de máxima para los de Pedro Martínez (33-46).

El regreso a la cancha devolvía a un dominador BAXI Manresa (34-51), pero Vítor Benite y Xavi Rabaseda tiraban del carro para que el Hereda San Pablo Burgos recuperara sensaciones (40-51). Una acumulación de faltas personales señaladas sobre el cuadro local encendía el ánimo de la grada, que veía cómo su equipo continuaba por debajo en el electrónico (40-56). El esfuerzo defensivo de Kravic y los puntos de Benite aupaban a los castellanos (50-60), que buscaban en el exterior buenas opciones para ajustar el luminoso (56-64). Las decisiones arbitrales penalizaban a los burgaleses, que seguían en desventaja cuando acabó el tercer cuarto (58-72).

El cuadro castellano afrontaba el último periodo con intensidad y encontrando buenos tiros exteriores con Benite y Renfroe, lo que le permitía mantener la distancia en la barrera de diez puntos (69-79). Alentaba el Coliseum a los suyos, que intentaban conjurarse en ataque y se fortalecían en defensa para llegar con opciones de remontada al final de partido (75-81). Un parcial de 0-6 volvía a estirar la ventaja manresana (75-87). Demasiado lejos de BAXI Manresa, el Hereda San Pablo Burgos encajó una derrota en casa (82-90).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de Liga Endesa ante Unicaja, el sábado 13 de noviembre, desde las 20:45 horas, en el Martín Carpena.