Derrota de aprendizaje en Tenerife

El Burgos CF cae derrotado en un partido muy duro en el que estuvo arropado por cerca de 100 blanquinegros.

En una tarde perfecta para la práctica del fútbol, con 22 grados en el termómetro, saltaban ambos conjuntos al césped del Heliodoro Rodríguez López para disputar la decimotercera del Campeonato en La Liga SmartBank. En los primeros minutos fueron los canarios los que llevaron la iniciativa ante un Burgos muy bien asentado evitando ocasiones sobre la meta burgalesa.

Tuvieron las primeras los de Luis Miguel Ramis en el 4; en primera instancia con un pase interior de Mollejo que despejó a córner Matos y, posteriormente, Aitor Sanz remató la jugada con un disparo desde la frontal que atajó bien Alfonso Herrero.

Con el minuto 5 recién cumplido llegó el primer tanto del encuentro, pase filtrado de Mellot que remató de Mollejo en el interior del área pequeña para batir a un Alfonso Herrero que no puedo atajar.

Cuando el reloj estaba a punto de llegar al minuto 10 de juego los blanquinegros consiguieron su primera ocasión clara, recepción de Guillermo, que cedió para que Álvaro Rodríguez buscase disparo.

Pudo empatar el Burgos a balón parado con una falta botada por Saúl Berjón que remató de cabeza Elgezabal, pero el vasco se topó con Juan Soriano.

Insistía el BCF sin fortuna en la finalización, Juan Soriano despejó de puños un buen centro de Álvaro Rodríguez desde la derecha, un despeje que aprovecharon los chicharreros para lanzar una contra finalizada por Bermejo desde la frontal.

Álvaro Rodríguez fue protagonista de una nueva acción en el 19 tras cabalgar para pisar área y disparar por encima de la madera.

Alfonso Herrero tuvo que volver a vestirse de mago para meter una manopla perfecta y sacar, sobre la línea de gol, un remate peligrosísimo de Elady con la testa. Los locales volvían a generar peligro aprovechando con velocidad las transiciones en el juego.

Mollejo, uno de los más activos en el CD Tenerife, tuvo la opción de anotar el segundo con disparo a la media vuelta que detuvo perfecto Alfonso Herrero.

Apretaban, y de que manera, los de Ramis, Bermejo pudo anotar, pero la pegó contra el larguero gracias a un potente disparo desde la lateral de la red.

Las transiciones hacían sufrir a los de Calero y el Tenerife lo sabía, así llegó el segundo de la tarde. Transición fugaz que aprovecharon los tinerfeños, en la última clara de la primera mitad, para rematar al palo, el rechace lo cazó Shashoua para disparar raso y batir a Alfonso Herrero con dos jugadores locales en el interior de la portería que pudieron molestar al arquero blanquinegro.

Ya en la segunda parte la primera fue para nuestros muchachos con un disparo de Andy desde el exterior del área que se perdió por encima del larguero.

Lo intentaron por la derecha Guillermo y Álvaro R. en una acción que cortó la zaga evitando que la internada fructificase.

El Burgos seguía sufriendo en las transiciones y el tercero llegaría en un nuevo contragolpe culminado por Bermejo, que internó, se zafó y disparo sobre puerta para ampliar distancias.

Pudimos recortar en el 57 con una acción de Guillermo, tras pase de Saúl Berjón, que despejó a saque de esquina Carlos Ruiz.

La siguiente acción también generó peligro sobre la meta de Juan Soriano, centro templado de Saúl Berjón que no logró cabecear por poco Guillermo.

Seguía intentando recortar distancias el equipo burgalés, pero no lograba finalizar con peligro. Saúl Berjón metió un pase atrás tras desbordar que no pudo rematar Riki, internando en el área.

En el 65 volvió a apretar el Tenerife por la banda zurda, internada de Shashoua para centrar sobre área chica. Detuvo seguro Alfonso Herrero.

Un nuevo centro de Berjón puso en apuros a Juan Soriano, que tuvo que despejar de puños para evitar el remate de Elgezabal buscándola con la cabeza.

Seguía insistiendo Saúl por la izquierda, pero sin lograr sorprende a Juan Soriano, que saltó y atrapo ante el intento de remate de Alegría.

Los chicharreros atacaban menos, pero cuando lo hacían creaban muchísimo peligro. Alex Muñoz avanzó y cargó un zarpazo que se estrelló contra el larguero. Respondió rápidamente el Burgos con un disparo de Raúl Navarro que detuvo por bajo Juan Soriano.

Los nuestros, con toda la fase ofensiva volcada en banda izquierda, dispusieron de un nuevo centro al área de Saúl Berjón que no logró rematar Alegría, muy marcado en área chica.

Enric Gallego, en el 81, anotaría el cuarto aprovechando un buen pase de Shashuoa, buscando área pequeña y disparando a bocajarro sobre la meta defendida por Alfonso Herrero.

Buscó la honra el Burgos hasta el último minuto y el capitán pudo conseguirlo, pero Undabarrena no logró cabecear el centro de Saúl Berjón a saque de esquina. El despeje fue aprovechado para lanzar una nueva contra que salvo A. Herrero con la puntera evitando el quinto a disparo de Mollejo.

El Burgos encaja una dura derrota que no debe servir para bajar los brazos, desde ya cambiamos de objetivo y comenzamos a pensar en el próximo; el Real Zaragoza en El Plantío el jueves.