Detenidas cuatro personas en Miranda por un presunto delito de robo con fuerza en una vivienda

Las sorprendió in fraganti, habían fracturado la puerta y accedido al interior de una casa unifamiliar en la calle Entrehuertas de esa localidad.

El pasado 21 de junio agentes de la Policía Nacional de Miranda de Ebro recibieron aviso a través de varios vecinos que alertaban de la presencia de varias personas en actitud sospechosa en las inmediaciones de una casa próxima al Conservatorio de Música de Miranda de Ebro.

Rápidamente, una dotación que se encontraba en servicio preventivo por la zona se personó en el lugar y pudieron observar que la puerta de acceso a la vivienda referida se encontraba forzada y abierta, escuchándose ruidos en su interior.

Los agentes conminaron a las personas que se encontraban dentro a que la abandonasen, pero los sospechosos hicieron caso omiso a los requerimientos, por lo que ante las evidencias de que se pudiera estar cometiendo un hecho delictivo, los policías procedieron a entrar a la vivienda, localizando en la planta superior a dos varones y dos mujeres.

Los sospechosos, que habían accedido por la fuerza al edificio, no opusieron resistencia, pero se mostraron claramente nerviosos y no pudieron dar una explicación coherente del motivo por el que se encontraban allí, ya que no eran los moradores de la vivienda, que en ese momento no estaba habitada por sus legítimos propietarios.

Ante estas evidencias, se procedió a la detención de las cuatro personas, comprobándose que una de ellas ya contaba con antecedentes por hechos similares. Los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial que decretó su libertad.

Desde Comisaría, dentro del Plan Turismo Seguro, se recuerda la importancia de intensificar las medidas de seguridad en estas fechas en las que los ladrones suelen aprovechar para cometer robos con fuerza en las viviendas en las que los moradores están de vacaciones.

Por ello, es recomendable no dar señales de que en el interior de los domicilios no hay nadie dejarla perfectamente cerrada y a ser posible que algún familiar o conocido la revise periódicamente.

publi BAD.png