Detenido por un ataque homófobo ocurrido en diciembre en Burgos

El joven de 32 años recibió una paliza con graves lesiones en la zona de Bernardas, el presunto agresor profirió insultos homófobos, lo asalto por la espalda golpeándolo en la cabeza y además pretendió robarle la cartera.

La Policía Nacional ha detenido a un varón de 20 años como presunto autor de un robo con violencia, lesiones graves y delitos de odio. Los hechos se remontan al mes de diciembre del año pasado cuando se produjo un robo a un varón de 32 años durante el trayecto de vuelta a su domicilio tras haber estado de fiesta por la zona de Bernardas de la ciudad de Burgos. La víctima sufrió lesiones de carácter grave debido a que su agresor lo abordó sorpresivamente por la espalda, golpeándolo en la cabeza.

El agredido estaba acompañado por un amigo y mientras iban caminando por la calle, otro varón le asaltó exigiéndole la cartera, al tiempo que le golpeaba violentamente en la cabeza y profería contra él palabras a modo de insulto, haciendo referencia a la identidad sexual de la víctima.

Una vez que la víctima cayó al suelo como consecuencia de los golpes, su agresor, continúo su ataque provocándole lesiones en la cara y fractura de nariz. Su amigo, que trató de auxiliarlo, consiguió finalmente que el agresor se marchara, evitando igualmente que se apropiara de la cartera de la víctima, si bien también recibió varios golpes que le causaron lesiones.

En la investigación abierta para localizar y detener al atacante, se contó con el testimonio del amigo del agredido, único testigo del suceso, quién detallo lo sucedido y aportó elementos relevantes que condujeron al arresto del presunto autor, un joven de 20 años.

A tenor de las circunstancias que rodean este caso, se confirmaría el componente de delito de odio que guió al autor, puesto que, además de pretender sustraer la cartera a su víctima, la asaltó de forma violenta, profiriéndole insultos en referencia a su identidad sexual que mostraban un claro fin vejatorio.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en el cumplimiento de su mandato constitucional de protección del libre ejercicio de los derechos y libertades, tienen como guía permanente dichos valores fundamentales, máxime si se tiene en cuenta que las conductas que atentan contra la igualdad, como los delitos de odio y la discriminación, ponen en serio peligro la convivencia. Estas agresiones son especialmente peligrosas por cuanto se desarrollan con mucha violencia y en circunstancias en las que es posible causar daños irreparables a las víctimas de la agresión.

publi BAD.png