Dura derrota que aleja la permanencia

El Hereda San Pablo Burgos cae ante Monbus Obradoiro en un duelo que se mantuvo igualado tras un mal arranque local.

El Hereda San Pablo Burgos encajó una derrota en el duelo directo por la permanencia ante Monbus Obradoiro. Los castellanos lograron sobreponerse a un mal inicio y entraron de nuevo en la pelea por un partido que se mantuvo igualado durante toda la contienda. Los últimos cinco minutos del duelo terminaron por sentenciar la victoria visitante en el Coliseum, en un encuentro donde destacaron Vítor Benite y Xavi Rabaseda (ambos con 19 créditos de valoración) en el bando local.

Comenzaba demasiado fácil el encuentro para Monbus Obradoiro, que con un parcial rápido de 0-7 se ponían con su primera renta importante del duelo en apenas dos minutos (2-9). Los locales solicitaban un tiempo muerto para tratar de despertar lo antes posible, pero todavía iban a tener que pelear contra una desventaja máxima de nueve puntos (7-16). Buscaban ahora sus opciones los castellanos desde el exterior, donde mejoraban su acierto con respecto al inicio y lograban volver a equilibrar el electrónico (18-18). Un solitario tiro libre anotado por los visitantes cerraba el primer cuarto en el Coliseum (18-19).

El cuadro gallego sacaba el máximo rendimiento posible a una antideportiva señalada a su favor, con cinco puntos de Fernando Zurbriggen (18-24). Manejaban las diferencias los de Moncho Fernández, que continuaban por delante según avanzaba el periodo (23-28). El Hereda San Pablo Burgos atacaba bien su rebote ofensivo para sacar rendimiento a sus opciones en ataque e ir recortando la distancia. Así, lograba voltear de nuevo el marcador (34-33). Un triple de Philip Scrubb mandaba el encuentro al descanso (34-36).

El retorno tras el descanso favorecía a Monbus Obradoiro, que comandaba el duelo por cinco puntos gracias al buen hacer de Laurynas Birutis (38-43). Vítor Benite comenzaba a coger buenas sensaciones de cara al aro y lideraba un parcial de 11-0 que llevaba la máxima local hasta los siete puntos, lo que obligaba al tiempo muerto de los visitantes (51-44). Se recomponían los gallegos por medio de Birutis y de Vicedo, pero Alex Renfroe golpeaba desde el exterior (54-49). El cuadro visitante enlazaba un parcial de 0-5 que restablecía las tablas en el marcador (54-54) y que lograba romper Xavi Rabaseda con una canasta de mérito (56-54). Un triple lejano de Hobbs con apenas un segundo restante cerraba el tercer cuarto (56-57).

El intercambio de golpes en el parqué del Coliseum hacía presagiar un final de partido tremendamente igualado (60-62). Sin embargo, las buenas recuperaciones desde la defensa de los castellanos les permitieron enlazar un parcial de 6-0, que abría las diferencias (66-62). La aportación de Jarell Eddie se tornaba fundamental para recobrar cinco puntos de ventaja mediado el cuarto (71-66). En este punto, eran los obradoiristas quienes devolvían un 0-5 de parcial que equilibraba de nuevo la contienda (71-71). Seguían sumando los castellanos, que querían alcanzar el final del duelo con opciones (75-73). No obstante, les penalizaban demasiado los errores ofensivos y las desiguales señalizaciones arbitrales, una situación que aprovechaba Philip Scrubb para devolver la ventaja a la cuenta visitante hasta ponerla en seis puntos (75-81). Tras un tiempo muerto, Benite anotaba rápido una canasta (77-81), pero el tiempo se tornaba insuficiente para tratar de recobrar la victoria. El choque se cerró con victoria de Monbus Obradoiro (77-82).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de Liga Endesa ante MoraBanc Andorra, el domingo 24 de abril, desde las 12:30 horas, en el Poliesportiu d'Andorra.

publi BAD.png