El alcalde reafirma su compromiso con la OMIC y exige a la Junta que asuma sus competencias

La concejala de Consumo subraya que el único argumento del Gobierno de Mañueco es el “no por el no”.

El alcalde de Burgos ha garantizado el mantenimiento de la Oficina Municipal de Atención al Consumidor, pero ha sido claro al criticar el abandono al que está sometiendo la Junta de Castilla, administración competente, a este servicio.

De la Rosa ha subrayado que la administración regional no cumple con su compromiso y un año más no habrá línea de subvenciones a los Ayuntamientos.

El primer edil de la ciudad, acompañado por la concejal delegada de Consumo, Lola Ovejero, ha indicado que la Dirección General de Comercio y Consumo, en dos años no ha movido un solo dedo, para garantizar la existencia de las OMICs en los Ayuntamientos de la Comunidad Autónoma, cuya existencia, como ha recordado, se ve comprometida, por la falta de concreción legal de sus competencias y de financiación adecuada para su sostenimiento. Una situación que como destaca ha motivado el cierre de las oficinas en Valladolid y Palencia.

Sin embargo, De la Rosa ha dejado claro que el Ayuntamiento de Burgos, desde su concejalía de consumo, sigue apostando por la OMIC y por la junta arbitral municipal de consumo. y asumiendo más que nunca la defensa de los consumidores.

Por ello, ha exigido una vez más a la Junta de Castilla y León que se implique, proporcionando recursos económicos de cofinanciación para el sostenimiento de éstos servicios, y de una cobertura legal adecuada para su existencia en el futuro, evitando con ello, cierres como los que ya se han producido, pues los consumidores de Burgos y de la región no lo merecen.

Y es que como ha recordado el alcalde De la Rosa la oficina de Burgos en sus 37 años de existencia ha dado servicio a más de 700.000 ciudadanos/as, de los cuales un 70% eran vecinos de Burgos y un 30% de la provincia o de otras provincias.

CRONOLOGÍA

El regido ha recordado que en junio de 2020 le pidieron por escrito a la Junta acometer dos actuaciones urgentes: definir y concretar la competencia y colaboración de los Ayuntamientos, y retomar las subvenciones de la Junta, interrumpidas en 2011.

La respuesta fue el silencio, por ello en julio de 2021 remitieron borradores de los documentos y las bases para recuperar esta convocatoria de ayudas para el mantenimiento de las oficinas. Nuevamente sin respuesta.

La gota que ha colmado el vaso, llegó el pasado 5 de enero, tras un tercer intento del Ayuntamiento con fecha 19 de noviembre de 2021, con una respuesta de la Junta en la que como ha destallado De la Rosa el director general de Consumo señalaba “que no está entre las previsiones de la Junta la modificación de dicha Ley”. También apuntaba que no puede decir nada sobre la subvención hasta que el Gobierno regional tenga presupuestos.

Una consecuencia más como ha señalado De la Rosa del adelanto de las elecciones en la comunidad, únicamente por intereses partidistas sin pensar en sus consecuencias para el ciudadano.

Por su parte, la concejala de Consumo, Lola Ovejero, ha mostrado su enfadado con la Junta que como ha destacado tiene un único argumento “el no por el no”, desatendido sus competencias y dejando abandonados a los consumidores.

publi BAD.png