El Ayuntamiento reducirá las emisiones de CO2 al menos un 40% para 2030

El alcalde, Daniel de la Rosa, junto con el concejal de Medio Ambiente, Josué Temiño, han presentado esta mañana el Plan de Acción para el Clima y la Energía sostenible del Ayuntamiento de Burgos (PACES).

Un plan que como el regidor ha recordado se remonta al anterior mandato cuando el PSOE llevó al Pleno de noviembre de 2017 una proposición para adherirse al Pacto de Alcaldes (ahora denominado Pacto de Alcaldías), donde uno de los objetivos principales era interiorizar la Agenda 2030 y alcanzar una serie de hitos.

De la Rosa ha señalado que desde la aprobación de la misma hasta el comienzo de este mandato no se hizo más, pero ahora ve la luz un Plan que tiene tres pilares: reducción de emisiones de CO2 al menos un 40% en 2030; aumentar la eficiencia energética al menos un 27% y aumentar el uso de fuentes de energía un 27%.

Por ello, y como ha recordado el primer edil de la ciudad tras la firma del Pacto se han fijado unos objetivos en cuanto a las medidas de mitigación con un enfoque directo en la reducción de las emisiones de CO2; y también para las medidas de adaptación, las que están enfocadas a reducir la vulnerabilidad de los distintos sectores presentes en el municipio ante las consecuencias del cambio climático.

Por su parte, Temiño ha incidido en que para poder llegar a los objetivos marcado ha sido necesario realizar un trabajo previo e imprescindible como es la elaboración de un inventario de emisiones de referencia, o una evaluación de riesgos y vulnerabilidad derivados del cambio climático. Además, destaca que existe el compromiso de elaborar un informe de situación para el año 2023, y ver que objetivos se han cumplido.

El edil ha puesto señalado una serie de ejemplo que se están realizando por parte del actual equipo de Gobierno para llevar a cabo este Plan como es la sustitución de farolas por otras de tecnología tipo Led. Por el momento, como ha explicado Temiño, se han cambiado 2.000 de las 35.000 que existen en la ciudad, y el nuevo pliego de alumbrado público prevé cambiar 20.000 luminarias en seis meses. Además, se van a adquirir nuevo coches eléctricos, sin olvidar que la nueva escuela infantil Río Vena se ha hecho con materiales sostenibles, entre otras acciones.

El Plan tiene un presupuesto de 37 millones de euros a diez años de los cuales 18 ya están incluidos dentro de las medidas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

Por último, De la Rosa ha querido destacar que Burgos está siendo protagonista de las políticas de desarrollo sostenible, el pasado día 5 de noviembre se celebraba la II Asamblea de la Red de Entidades Locales para la Agenda 2030.

Mientras que este próximo viernes 12 de noviembre, se reunirá en Burgos el Consejo de Gobierno de la Red de Ciudades Saludables, la Red más antigua de cuantas alberga la FEMP.