El Burgos derrotado ante el líder

La UD Almería se lleva la victoria tras anotar en el segundo minuto de juego y sentenciar en el descuento del partido con un Burgos volcado en busca del empate.

Bajo el atardecer almeriense y con 17 grados en el termómetro arrancó el partido en los Juegos Mediterráneos, feudo de la Unión Deportiva Almería. El XI blanquinegro presentó numerosas novedades respecto a los últimos partidos, José Antonio Caro, Eneko Undabarrena y Riki destacaban con su presencia.

Empezó fuerte el conjunto andaluz, avisando en el primer minuto con una internada de Sadiq bien defendida por Grego Sierra y anotando en el segundo con un disparo raso de Lazo, tras asistencia de Sadiq, para batir a José Antonio Caro.

Tuvo otras dos Sadiq, en los minutos 3 y 6, que salvaron Caro, en ambas, y Álvaro Rodríguez despejando la parada del meta blanquinegro en la segunda. Los burgaleses apenas podían avanzar para buscar campo rival, el Almería presionaba con mucho acierto para robar y evitar cualquier intento.

Insistían los de Rubi ante un Burgos completamente desbordado, justo al cumplirse el décimo minuto de juego la tuvo Curro con un disparo lejano que salió por encima del larguero.

El Burgos intentaba avanzar con balones largos y filtrados entre los centrales, pero la línea defensiva local no concedía el más mínimo atisbo de ocasión.

Alegría pudo aprovechar una buena prolongación de Guillermo con la cabeza, pero el central almeriense aguantó la marca y despejó a saque de banda. Inmediatamente después, a la salida de un córner, Miguel Rubio cabeceó buscando portería, pero no logró sorprender a Fernando.

Aunque bajó el ritmo ofensivo local, las acciones con más peligro llegaban por parte de la UD, Curro la pegó en área chica con un remate que se perdió cerca del poste izquierdo. La siguiente acción, con Sadiq de nuevo como protagonista, la salvó perfecto Undabarrena metiendo la pierna para robar la bola y despejar.

Lo intentó Guillermo en el 33 rematando, desde la lateral del área, un balón largo que detuvo sin demasiados problemas Fernando.

No encontraban claridad los de Calero, que buscaban área almeriense y únicamente encontraron un saque de esquina que remató Undabarrena por encima del larguero.

El Almería apretó en la recta final de la primera parte y consiguieron armar una buena ocasión en la frontal del área que desbarató perfecto Riki apoyando en labores defensivas.

Un tanto a cero al termino de la primera parte tras aguantar, Miguel Rubio, la última internada de Sadiq. El guion en los primeros compases de la segunda parte tenía muchas similitudes al de la primera, verticalidad de los pupilos de Rubi buscando el segundo tanto ante una zaga blanquinegra que aguantaba las embestidas.

La primera para los nuestros en la segunda parte llegó en el minuto 52 tras un intento de Alegría que despejó la zaga y remató Undabarrena conectando el rechace con un disparo que se perdió demasiado desviado.

José Antonio Caro salvó a los nuestros con una gran atajada con la pierna en el minuto 56 para detener un nuevo disparo de Sadiq. Cuatro cambios en una sola ventana por parte de Calero para buscar revolucionar el partido, entraron Juanma, Valcarce, Saúl Berjón y Mumo sustituyendo a Zabaco, Undabarrena, Guillermo y Riki.

Muy buena acción para nuestros chicos gracias a una recuperación de Saúl Berjón, que aprovechó para filtrarla sobre Juanma para que este centrase, no llegó por poco Alegría al remate. Los mejores minutos del Burgos se estaban viviendo sobre el césped del Mediterráneo cuando el reloj marcaba el minuto 70, los cambios estaban dando resultado para llegar con más facilidad al área local.

El Almería llegaba poco, pero llegaba con mucho peligro, Matos cambio de banda a toda velocidad para dar apoyo y despejar el disparo de Sadiq después de una internada que desbordó a la zaga blanquinegra.

Un error de apreciación hizo subir al marcador el segundo del Almería, obra de Arnau, tras derribar a Caro. La sala VAR avisó al colegiado, que finalmente reviso la acción y anuló un tanto que nunca debió subir al marcador.

Fernando se vistió de salvador para despejar con una gran estirada el disparo lejano de Saúl Berjón, apretaban los de Calero.

En el último suspiro, con un Burgos volcado, llegó la sentencia del Almería con un tanto de Arnau. Duro castigo tras poner en apuro al líder.