El Burgos empata a nada contra el Sporting

Burgos CF y Real Sporting se reparten los puntos en un duelo con dominio blanquinegro.

El Plantío repetía horario por segundo fin de semana consecutivo para recibir la visita del Real Sporting de Gijón en una tarde con frío en el ambiente, incluso precipitaciones en forma de nieve, y mucho calor en las gradas, con cerca de 2.000 espectadores visitantes que se sumaron a los abonados blanquinegros para sumar un total de 7.246 espectadores.

Arrancó el duelo con mucha intensidad en el centro del campo, con acciones de presión por parte de ambos conjuntos para generar las primeras acciones de peligro. Golpeó primero el Real Sporting con un disparo de Gaspar en el tres que se perdió a la izquierda de la madera. Respondió el Burgos por banda para forzar un córner que no generaría excesivo peligro a la defensa asturiana. Lo volvió a intentar el conjunto rojiblanco con un nuevo disparo, en esta ocasión de Pedro Diaz, que no supuso problemas para un José Antonio Caro que atrapó en dos tiempos. Atacaban los de Martí y respondían los de Calero, Pablo Valcarce internó en el ocho para disparar escorado demasiado desviado. Los primeros quince minutos ofrecieron a la grada un partido absolutamente roto con acciones de ida y vuelta. Al superarse el minuto diecisiete, Juanma realizó una grandísima jugada por la izquierda para meter el pase filtrado sobre Pablo Valcarce, que hizo una buenísima dejada aprovechada por Mumo para disparar contra la zaga. El Burgos se hizo con la bola y comenzó a gustarse para enlazar acciones de peligro sobre la portería defendida por Pichu Cuellar. Malbasic disfrutó de una muy buena oportunidad al controlar con elegancia y encarar, despejó a córner por poco Milovanov evitando el disparo. A la salida del córner, pudo anotar Miguel Rubio con un testarazo que se perdió lamiendo la base del poste. Insistía los blanquinegros en busca del gol, pudo llegar al entrar en los últimos diez minutos de la primera parte, pero el disparo seco de Raúl Navarro fue milagrosamente salvado por Cuéllar, que rechazó el esférico y la dejó muerta para que Juanma anotase en posición adelantada. Los últimos compases fueron de ferra defensa asturiana, cerrando cualquier opción de auténtico peligro por parte de los nuestros, muy superiores en el conjunto total de la primera mitad.

El segundo periodo comenzó frío, pero el Burgos tardaría solo cinco minutos en tomar de nuevo la batuta. Apretaron primero por banda derecha, con Malbasic, Pablo Valcarce, Mumo y Andy como protagonistas, defendió con toda la zaga asturiana. Dos, prácticamente seguidas, tuvo Pablo Valcarce con sendos disparos, el primero, espectacular, salvado por Cuéllar con una gran manopla y, en el segundo, disparando contra la defensa tras caracolear en el interior del área. Un error en el pase atrás, en el cincuenta y ocho, forzó a José Antonio Caro para despejar a la lateral y evitar el gol del Real Sporting. También pudo anotar el Real Sporting, que buscaba sus opciones a la contra, con una internada de Fran Villalba, pero el disparo del rojiblanco se perdió muy desviado contra la lateral de la red. El ritmo del partido bajo y las ocasiones comenzaron a brillar por su ausencia como consecuencia de las continuas interrupciones que desubicaban a nuestros guerreros en la búsqueda del gol. Costó, pero el Burgos logró enlazar dos buenas ocasiones en el último minuto del tiempo reglamentario, primero con un centro muy peligroso de Álvaro R. que repelió a córner la defensa y, en el mismo córner, con un disparo alto de Ernesto. El descuento fue de dominio blanquinegro, mascando con paciencia para no perder la bola y poder tener una oportunidad, fue con un remate de Rober Alarcón con la testa, tras centro de Andy, que salió a la derecha de la portería.

Reparto de puntos en un partido muy completo del Burgos, que solo le faltó el gol que hubiese significado sumar tres puntos muy merecidos ante de visitar, en el Derbi de Burgos, al Club Deportivo Mirandés.

publi BAD.png