El cambio de pavimento posible origen de las grietas en la plaza Santiago

El viceportavoz del PP del Ayuntamiento de Burgos, Jorge Berzosa, ha advertido este miércoles de la aparición de nuevas grietas en el pavimento de la plaza Santiago, semanas después de la denuncia realizada por la formación al constatarse una fisura de más de 30 metros de longitud incluso antes de la recepción de las obras.

Berzosa, quien se ha desplazado a la zona para comprobar el estado actual de la plaza, ha confirmado la existencia de más de diez grietas, algunas de una importante longitud y anchura.

Un hecho que evidencia que el PSOE, y en particular el concejal de Fomento, Daniel Garabito, mintió al achacar que la primera grieta era producto de la junta de dilatación y que las goteras eran fruto de la limpieza de la lámina de impermeabilización, según ha dicho el edil popular.

La hipótesis más probable, tal y como ha indicado Berzosa, es que las grietas originadas en la plaza sean la consecuencia de la sustitución del material para el pavimento ocultada por los socialistas incluso en las certificaciones de obras.

El viceportavoz municipal del PP ha recordado que “nos han cobrado el material más caro mientras han empleado uno mucho más barato con la complicidad de los socialistas”, que solo han reconocido el “cambiazo” cuando “se les pilló con el carrito de los helados”.

Un “ocultismo” al que el equipo de Gobierno tiene desgraciadamente acostumbrada a la oposición y que ahora se incrementa con la falta de información acerca del informe solicitado a la Sección de Contratación y anunciado el pasado viernes por el alcalde, Daniel de la Rosa, para ver si en el proyecto se ha actuado de acuerdo a normativa.

Jorge Berzosa ha explicado que, a mitad de semana, los grupos municipales no conocen nada acerca de dicho informe, en un ejemplo más de la “dudosa” forma de gestión del regidor socialista.

“Dos millones de euros están en juego por las mentiras del PSOE”, ha concluido Berzosa, antes de sostener que “el Grupo Municipal Popular no tolerará chapuzas en el arreglo de la plaza, ni que se incremente el coste de la reforma con cargo a las arcas municipales”.