El CENIEH obtiene más de 2 millones de euros para la investigación en antropología dental

La investigadora Leslea Hlusko desarrollará un proyecto sobre la influencia de los genes en la evolución de los dientes y otras partes anatómicas, gracias a la ayuda Advanced Grant concedida por el Consejo Europeo de Investigación (ERC).

El Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés) ha anunciado hoy los ganadores de su convocatoria Advanced Grant de 2021, entre los que se encuentra Leslea Hlusko, investigadora del Grupo de Antropología Dental del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución (CENIEH), que ha obtenido una subvención de 2.250.000 euros para desarrollar el proyecto “Tied2Teeth”, sobre la influencia de los genes en el tamaño y la forma de los dientes a lo largo de la evolución humana, aplicada al registro fósil de la península ibérica y del este de África.

La variación en el tamaño y la forma de los dientes puede ser utilizada por los científicos para interpretar las dietas de nuestros ancestros, el momento de su maduración hasta la infancia y las relaciones evolutivas entre las diferentes especies. Gracias a esta subvención, el Grupo de Antropología Dental amplía sus líneas de investigación con el proyecto titulado “Expanding our understanding of human evolution through pleiotropy”.

El primer objetivo de este proyecto es estudiar la variación del tamaño y la forma del cráneo junto con la de los dientes en una colonia de babuinos del Centro Nacional de Investigación de Primates del Suroeste (Texas, Estados Unidos) para tratar de comprobar si los genes que influyen en la variación del cráneo también lo hacen en la variación de los dientes. La respuesta a esta pregunta será importante para entender cómo evolucionaron el cráneo y la dentición a lo largo del tiempo: si los mismos genes están implicados en ambos, o, si el cráneo y la dentición tienen efectos genéticos compartidos.

El segundo objetivo es explorar la variación de la forma de los dientes en las poblaciones humanas de los últimos 50.000 años en Europa, Europa del Este y África. Existe mucha variación en los pequeños rasgos de los dientes humanos, como pequeñas cúspides o hendiduras, y la frecuencia de estos rasgos suele variar según la población. Las personas de una población pueden tener hendiduras en la cara lingual de los dientes superiores delanteros (los incisivos), mientras que las personas de otra población pueden tener mayoritariamente incisivos con una superficie muy lisa.

“Puede resultar sorprendente saber que los genes que conducen a este tipo de variación en los dientes también conducen a la variación en el grosor del pelo, la densidad de las glándulas sudoríparas y la variación en la ramificación ductal de las glándulas mamarias. Es decir, los efectos genéticos compartidos influyen en estos rasgos también están influidos por efectos genéticos compartidos. Este fenómeno denominado pleiotropía, trata de explicar cómo influye un gen en la variación de diferentes partes del cuerpo aparentemente no relacionadas”, señala Leslea Hlusko.

La creación de una base de datos sobre la variación dental humana permitirá poner a prueba las hipótesis sobre cómo estos rasgos dentales se interrelacionan y varían entre las poblaciones, a través del tiempo y de los factores climatológicos y culturales. Leslea Hlusko y su equipo esperan descubrir si parte de la variación dental puede ser en realidad el resultado de la selección de alguno de estos otros rasgos, como la selección del pelo, las glándulas sudoríparas o las mamarias.

En el tercer objetivo, se aplicarán los conocimientos adquiridos en el primer y segundo objetivo al registro fósil de homínidos de Europa y África oriental, y se estudiarán fósiles de homínidos y monos de Etiopía, Kenia y Tanzania para compararlos con los fósiles descubiertos en Atapuerca y en otros yacimientos de la península ibérica.

publi BAD.png