El contenedor más grande del mundo para fomentar el reciclaje

Hasta el 18 de agosto la Plaza de San Juan acoge el icónico contenedor gigante de Ecovidrio para simbolizar el compromiso de la ciudadanía con el reciclaje y concienciar sobre el cuidado del medioambiente mediante actividades de sensibilización destinadas a todos los públicos.

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, en colaboración con el Ayuntamiento de Burgos, ha instalado en la Plaza de San Juan de la capital burgalesa el contenedor más grande del mundo para concienciar sobre la importancia del reciclaje de envases de vidrio y promover la sostenibilidad durante La Vuelta ’21. La 76ª edición de La Vuelta dará su pistoletazo de salida desde la Catedral de Burgos, declarada Patrimonio de la Humanidad, como homenaje al VIII centenario de la colocación de su primera piedra. La edición de 2021, que será la más comprometida con el medioambiente en la historia de la ronda ciclista española, recorrerá puntos significativos del entorno de Burgos y acogerá nuevas iniciativas para transformar el evento en un auténtico ejemplo de sostenibilidad. Una de las grandes novedades de este año será la instalación del contenedor más grande del mundo en la Plaza de San Juan de Burgos, desde el 28 de julio hasta el 18 de agosto. Este emblema de Ecovidrio homenajea el compromiso de toda la ciudadanía con el reciclaje de envases en el país y, en esta ocasión, en especial el compromiso de los burgaleses, que en 2020, a pesar de las dificultades, siguió en lo más alto y se situó por encima de la media nacional con 24,4 kg/habitante. En torno al contenedor gigante se ha habilitado una zona en la que se realizarán talleres infantiles con juegos didácticos dirigidos a los más pequeños para que conozcan el proceso de reciclado de los envases de vidrio y los beneficios que ello tiene para el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Daniel de la Rosa Villahoz, alcalde de Burgos, destaca que “Este año es muy importante históricamente para la ciudad de Burgos porque nuestra catedral cumple 800 años, acogemos la Vuelta Ciclista a España y, además, nos posicionamos como referente en materia de sostenibilidad y cuidado medioambiental. El contenedor de Ecovidrio representa lo que este año significa para Burgos y nuestro compromiso con las iniciativas a favor del entorno natural”. Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio, señala que “Para Ecovidrio es especialmente simbólico estar en un lugar de referencia cultural y deportiva como Burgos para promover la sensibilidad ecológica y la importancia del reciclaje de una forma diferente, más cercana a la comunidad y a los corredores. Sin duda, esta edición de la Vuelta, que pasa por varias localidades de la comunidad, entre ellas Burgos, será más sostenible que nunca gracias a la participación ciudadana y la concienciación ecológica que se ha compartido a lo largo de estos años”.

LA VUELTA MÁS SOSTENIBLE DE LA HISTORIA

La gran cita del ciclismo español multiplica una vez más sus iniciativas medioambientales para convertirse en la más sostenible de la historia. La Vuelta ’21 será de nuevo un escenario para la sensibilización sobre la importancia del reciclaje para combatir el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. La primera etapa de la Vuelta, que da el pistoletazo de salida el 14 de agosto y arranca en modalidad contrarreloj individual, acogerá las nuevas medidas a favor del medioambiente impulsadas por Ecovidrio para promover el espíritu más ecológico de la ronda. Por primera vez, las recogidas del “Pelotón Verde” de voluntarios de Ecovidrio se amplían a cada una de las 21 etapas de la vuelta ciclista para mejorar la huella medioambiental del evento. Además, otra de las grandes novedades de este año será la instalación de Eco Zonas o áreas de recogida de desechos patrocinadas por Ecovidrio para que los corredores puedan depositar los residuos, de acuerdo con la nueva normativa ciclista. Como en ediciones anteriores, Ecovidrio instalará contenedores personalizados con imágenes de la campaña en los municipios por los que pasa La Vuelta. Los residuos de vidrio que se recojan en esos contenedores serán utilizados para la realización de los trofeos de etapa que levantarán los corredores vencedores.