El Mirandés coge aire a costa del Cartagena

El Mirandés venció y convenció en su estadio ante un Cartagena que recortó distancias en la parte final del partido.

El C.D. Mirandés lo tiene claro: hacerse fuerte en Anduva. Y los rojillos no fallaron. Salieron a por el partido desde el primer minuto, contagiaron a la grada y sumaron tres importantísimos puntos ante un rival muy peligroso, el Cartagena.

Le bastaron cuatro minutos a los de Joseba Etxeberria para encarar la tarde y rebajar la presión. Cuatro minutos que ya parecían muchos en vista de la salida en tromba del equipo, que intimidó con varias acciones previas hasta encontrar ese gol de delantero. De killer. Sergio Camello recibía en área y a la media vuelta mandaba el primero a la cazuela.

El Mirandés se ponía por delante y la sensación minutos después era de que aún se podía hacer más daño. El equipo se mostraba atrevido, valiente y con confianza. Y Meseguer pudo rubricar esas buenas sensaciones con un disparo a quemarropa que desviaba Marc Martinez.

La reacción minutos después se convertía en un remato abajo de Rubén Castro que a punto estuvo de ver puerta. Un susto que servía para rebajar la euforia y poner más calma, más control y equilibrio hasta el descanso.

Tras la reanudación, la dificultad del partido llevaba el choque a 90 minutos que iban a ser largos, pero que había que afrontar con el mismo ímpetu. Y ese afán competitivo se tradujo en más dinamismo, más solidez y solidaridad.

Lizoain aparecía por primera vez para taponar en un paradón, y minutos después Riquelme aprovechaba un contrataque para firmar un golazo. Carrera y punterazo al palo largo para poner distancia en un momento crucial. Era el minuto 64.

El partido no estaba resuelto. Aún había que duplicar esfuerzos para evitar cualquier atisbo de reacción. Que llegó del lado visitante en un infortunio de la zaga rojilla. Arroyo desviaba un balón que se colaba llorando en la portería de Lizoain, que no lograba evitar a tiempo.

A partir de ahí, con el resultado apretado y quince minutos aún por delante, Anduva puso todo de su parte para empujar hasta el final y dar el último aliento a un C.D. Mirandés que se vació hasta el final, y que incluso en la última acción pudo hacer el tercero en otro contrataque conducido por Hassan, que acababa salvando en línea de gol Pablo.

Al final los tres puntos se quedan en Anduva. Tres puntos vitales en el camino hacia la permanencia que eleva la cifra a 36 ya en la clasificación. Y ahora a por la Real Sociedad “B”.

publi BAD.png