El Mirandés sigue en la copa tras vencer al Lugo

El Mirandés se impuso a domicilio al Lugo y estará en el sorteo de dieciseisavos de final del torneo del KO.

A este Mirandés también le gusta la Copa. Los rojillos se impusieron en el Anxo Carro al Lugo en un partido muy disputado y sufrido que se saldó ya en la segunda parte en favor del conjunto de Miranda de Ebro y que da acceso a los dieciseisavos de final del torneo del KO.

Los rojillos cumplimentaron un notable partido, que llevó al límite a los de Lolo Escobar durante los 90 minutos de juego, pero que tuvo su premio en forma de pase en el tramo final del encuentro.

El partido se puso muy de cara para el cuadro jabato, que a los 3 minutos de juego aprovechaba un error rival en la salida de balón para que Íñigo Vicente filtrase por dentro buscando el desmarque de Marqués y el delantero batiese por bajo a Vieites. Era el 0 a 1 y la mejor razón para creer en la eliminatoria.

De hecho sentó muy bien la ventaja en el marcador a un Mirandés que se mostraba muy suelto y cómodo sobre el verde. Tanto que el peligro parecía más cercano al área local que sobre la portería de Ramón Juan durante unos minutos. Hasta que primero un remate de Alberto y después un remate de Chris Ramos hacían inquietar el arco rojillo.

Sacudida esas primeras acciones de peligro local, Hassan se vestía de funambulista para burlar a la defensa y plantarse ante Vieites a los 30 minutos. Tocó el portero con el pie para evitar el segundo.

Así se llegó al descanso, con ventaja pero con la sensación de que aún quedaba mucho por correr y sufrir. Muchísimo. Porque el Lugo salió tras la reanudación con las ideas muy claras para buscar el empate.

Y cerca estuvieron los locales de encontrar la igualada antes de tiempo, pero el peligro, casi siempre en las botas de Chris Ramos, acababa solventándose bajo la niebla que cubría el Anxo Carro.

Volcados los gallegos llegaría la mejor oportunidad de abrir distancias para el Mirandés. Gelabert robaba y conducía sin oposición hacia la portería de Vieites. El 7 desperdiciaba un mano a mano buscando por alto sorprender al meta. Podía ser la sentencia, pero…

Perdonaron los rojillos y el castigo se hizo mayor minutos después con un gol de Joselu tras córner. El Lugo encontraba el empate en un saque de esquina que el delantero anticipa por bajo en el segundo palo para batir a Ramón Juan, que en adelante se convertiría en el héroe jabato.

Él y el artífice del gol rojillo. Riquelme botaba un córner y el balón no lo lograba despejar Vieites ni la defensa gallega, terminado misteriosamente en la red. La niebla impedía ver que había sucedido, pero el Mirandés celebraba su segundo gol a los 84 minutos de juego.

A partir del gol, el partido entró en el tiempo Ramón Juan. Porque el portero rojillo se encargó de desbaratar todos los intentos del Lugo con grandes acciones que llevan al Mirandés a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

publi BAD.png