El Palacio de los Isla en Villarcayo entra en la lista roja del patrimonio

Bien de Interés Cultural en 1992 (Decreto 89/1992 JCyL) por la Fundación de Patrimonio Histórico de Castilla y León. Está bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949 y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

La casa fuerte y la torre del mayorazgo de Isla fueron construidos entre los siglos XV y XVI. Este palacio se encuentra en localidad de Villalaín, al inicio del desfiladero de los Hocinos, en la carretera general de Villarcayo a Burgos, perteneciente al término municipal de Villarcayo de la Merindad de Castilla la Vieja, de la provincia de Burgos. El topónimo Villalain puede referirse a Laín Calvo, uno de los Jueces de Castilla y al que se vincula con “el Cid”.

Los Isla, sus dueños y constructores, son originarios de Trasmiera en Cantabria. Por matrimonio pasaría a los Vivanco y a los Angulo. “Fué señor de ella en tiempos antiguos Gómez Fernández de Ysla que la vinculó sucediéndole su hijo Pedro de Isla… Heredó esta casa de Isla, embra descendiente legítima de Pedro de Isla la qual casó con Diego de Vivanco su primo hermano de quien hubo sucesión y fué su descen­diente legítima María Gómez de Ysla la qual sucedió en la casa y mayorazgo y patronato de Ysla de Villalaín, esta señora casó con el capitán Pedro Díez de la Peña. Poco después pasó al apellido Angulo”.

El conjunto palacial de Villalaín está formado por una serie de construcciones originarias de los siglos XV, XVI y XVII que forman una L. La parte noble o palaciega esta cercada por un muro, franqueado por una portalada con arco de medio punto y cubos con simbología defensiva en los laterales.

La fachada principal del palacio está construida en sillar y cuenta con una arquería renacentista con dos arcos de medio punto sostenidos por finas columnas, con el escudo de los fundadores sobre una de ellas.

En el extremo norte del conjunto se encuentra la torre, probablemente el elemento más antiguo del conjunto, con fábrica de mampostería y sillería en los esquinales, y en las cuatro plantas apenas algunos pequeños vanos y aspilleras. La cubierta es de cuatro aguas.

El complejo se complementa con la capilla de Nuestra Señora de Torrentero, actualmente rehabilitada.

Lamentablemente el desarrollo ha engullido al palacio y está precedido por la carretera Cl-629. En su parte trasera está cercado por una cantera a cielo abierto en plena producción. En la actualidad se encuentra en estado de ruina que dificulta su rehabilitación.

publi BAD.png