El PP acudirá a la vía judicial si se continúa ocultando los expedientes de Promueve

La concejala del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Burgos, Andrea Ballesteros, ha avanzado este martes que los populares adoptarán todas las medidas a su alcance, sin descartar acudir a la vía judicial, si se continúa ocultando la información de los expedientes de la Sociedad Municipal Promueve.

“Vicente Marañón ha convertido Promueve en su chiringuito y no vamos a permitir que siga adoptando decisiones que afectan al resto de consejeros y la gestión del dinero público”, ha dicho Ballesteros, quien ha explicado que el pasado 15 de junio el PP solicitó sin éxito acceso a la documentación del Proyecto Europa, una vez propuesto para adjudicación y poder seguir el proceso hasta su formalización.

Transcurrido este tiempo, según ha explicado la edil popular, se ha prohibido a los consejeros acceder a dicha documentación para hacer una copia y poder realizar un seguimiento y la razón es que Vicente Marañón ha firmado un acuerdo de confidencialidad con la empresa, en la que se escudan para justificar esta maniobra.

Andrea Ballesteros ha advertido de la irregularidad que supone esta forma de proceder por parte del portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, al que ha acusado de “erigirse como garante de la transparencia para después hacer todo lo contrario y ser artífice de la mayor opacidad posible”.

La edil popular ha recordado que los consejeros de Promueve adoptan con sus votos decisiones sobre todos los proyectos que llegan al Consejo de Administración, por lo que Marañón con su maniobra solo cercena su capacidad “para hacer y deshacer a su antojo”.

Ballesteros ha explicado que en la última reunión de Promueve, celebrada el pasado viernes, tampoco se dio respuesta a la petición de los populares, ni se presentó el prometido

informe de Asesoría Jurídica para aclarar si la gestión del vicealcalde se ajusta o no a derecho.

Por ello, el Grupo Municipal Popular ha registrado una solitud dirigida a Secretaría General para que se informe de cuáles son las limitaciones que tienen los consejeros a la hora de acceder a la información, sobre todo ante hechos que son directamente dirimidos en el Consejo de Administración.

Los populares basan su solicitud en el artículo 12 de los estatutos de la sociedad municipal, que determina que “los consejeros tienen el deber y la obligación de recabar toda la información necesaria para el correcto desarrollo de sus funciones”.

A tenor de estos acontecimientos, y a la espera de la respuesta al escrito presentado, Andrea Ballesteros ha dicho que “el PP irá hasta el final” para acabar con esta situación, a la vez que se ha dirigido al alcalde, Daniel de la Rosa, para pedirle que supervise la gestión de su socio de gobierno al frente de Promueve.

publi BAD.png