El PP carga contra el bipartito por las desorbitadas sanciones por chamizos sin autorización

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Burgos se ha mostrado este martes contrario al texto de ordenanza presentado por el equipo de Gobierno para regular el funcionamiento de los locales menores de ocio privado.

La propuesta, según han sostenido los populares, es “una mala copia” de otras ordenanzas de estas características, que prevé sanciones de 300.000 euros a los jóvenes que se reúnan en un local para charlar sin una autorización que se conseguirá a través de una “farragosa” tramitación en un registro que tendrá una vigencia anual.

El Partido Popular quiere dejar clara la necesidad de regular la situación de los conocidos como chamizos pero aboga por un equilibrio entre la seguridad de los jóvenes y la convivencia vecinal.

En este sentido, considera que la propuesta del bipartito es “una persecución” de la juventud y supone un serio problema para los padres, que tendrán que responder subsidiariamente de una sanción de 300.000 euros, mientras en otros ayuntamientos, como el de Villena, las sanciones oscilan entre los 500 y los 3.000 euros, en función de la gravedad de los hechos. “El texto vulnera a todas luces el principio de proporcionalidad”, han remarcado desde las filas del PP.

Una situación que a juicio de los populares contrasta con la vivida con el antiguo Colegio Niño Jesús, en el que por derribar una fachada protegida no se ha planteado ningún tipo de sanción.

El Grupo Municipal Popular entiende que con esta ordenanza “solo se quiere matar moscas a cañonazos” y sostiene que “cualquier redacción de la Ley Mordaza, al lado del texto del PSOE y Cs, es tan solo un juego de niños”.

Por eso, ha exigido que se tenga en consideración el informe del anterior asesor jurídico municipal, en el que se determinaban los aspectos para regular estos locales, y que se redacte un texto adecuado a la finalidad que se pretende.

El Partido Popular advierte, además, que la propuesta de ordenanza provocará el desplazamiento de los jóvenes hacia las plantas superiores de los edificios, agravando las molestias a los vecinos.

“El PSOE vuelve a dar ejemplo de su manga ancha para lo que quiere y de su boca estrecha para los jóvenes, a los que mantiene olvidados desde hace tres años y para los que no ha puesto en marcha ni una sola propuesta en este tiempo”, han sentenciado los populares.

publi BAD.png