El PP culpa al bipartito de no cumplir la normativa de transparencia

"El bipartito sumerge al Ayuntamiento de Burgos en una era de oscurantismo en la que no se cumple la normativa de transparencia".

“El Ayuntamiento de Burgos se ve sumido en una era de oscurantismo como nunca antes se había visto. El bipartito no solo incumple la normativa de transparencia sino que lo hace de forma premeditada para ocultar sus vergüenzas”. Así de clara se ha mostrado este domingo la portavoz del Grupo Municipal Popular, Carolina Blasco, en relación a la situación que viven día a día todas las áreas municipales.

El ejemplo más claro de esta circunstancia se constata en el portal de transparencia, donde muchos de los epígrafes que lo integran permanecen desde hace meses o años (los que lleva el PSOE en la Alcaldía) desactualizados o directamente no incluyen la información necesaria.

Es el caso de las aportaciones a los grupos municipales, cuya última actualización se realizó en 2019, o los reglamentos de participación ciudadana, que directamente no figuran como publicados. Ambas cuestiones debieran figuran en el apartado de relaciones con los ciudadanos, donde tampoco aparece página web o información relativa a los distritos que conforman el término municipal.

En el apartado de transparencia internacional, permanecen sin actualizarse la relación de puestos de trabajo, las cartas de servicios municipales y el grado de cumplimiento y los planes y programas anuales o plurianuales en los que se fijan objetivos concretos, así como las actividades, medios y tiempo previsto para su consecución.

Tampoco está publicada la relación individualizada de cargos y puestos de confianza, ni las encuestas de valoración de los diferentes servicios municipales, mientras que ni siquiera existe el apartado reservado para asociaciones junto a los temas o preguntas formuladas por éstas y la última memoria anual de transparencia publicada fue la de 2018.

Por ello, y a tenor de otros incumplimientos apreciaos en el portal de transparencia, Carolina Blasco ha exigido el desarrollo urgente del código de buen gobierno aprobado en Pleno a instancias del PP, con el objetivo de recuperar la senda de la transparencia y acabar con la falta de información premeditada del bipartito.