El PP pide la participación partidos y jóvenes en el Plan Municipal de Ocio Joven

La concejala del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Burgos, Andrea Ballesteros, ha exigido al bipartito del PSOE y CS la participación de los grupos políticos y las asociaciones juveniles en el futuro Plan Municipal de Ocio Joven.

Así lo ha trasladado en la reunión del Consejo Municipal de Juventud, donde el equipo de Gobierno ha presentado dos hojas volanderas a modo de borrador, que constata su falta de ideas y voluntad en la materia.

La coalición de gobierno pretende hacer creer que se sacará adelante en 2022 con un presupuesto de 150.000 euros y una vigencia de un año prorrogable a cuatro, pero lo cierto es que no existe partida presupuestaria para ello y como pronto el plan estaría listo en 2023, cuando probablemente no estén en la Alcaldía de la ciudad.

Por ello, el Grupo Municipal Popular considera absolutamente imprescindible que la oposición forme parte de un proyecto que lleva exigiendo desde el inicio del mandato y para el que ha realizado numerosas propuestas, que por el momento han caído en saco roto.

“El PSOE llega tarde incluso a sus promesas electorales. Después de no hacer nada en dos años y tener abandonados a los jóvenes, ahora actúa a salto de mata y sin ninguna planificación, como hace siempre, sin que exista un conocimiento real de lo que se pretende entre las diferentes áreas”, ha lamentado Ballesteros.

La edil popular ha destacado la necesidad de que el plan se complemente con otro de ocio alternativo, que permita formar a los jóvenes en ciudadanos del mañana, potenciando su interés por la cultura, el deporte o el medio ambiente, entre otros ámbitos.

Una cuestión que debe acompasarse también con la nueva Ordenanza Reguladora de Chamizos, que se ha constatado que está absolutamente paralizada en la Comisión de Desarrollo Urbano.

El bipartito ni siquiera conoce el borrador de la norma que posee la oposición y la razón es que circulan dos borradores por las diferentes áreas, el que realizaron los técnicos y el que se completó con aportaciones, sin que ningún miembro del equipo de Gobierno se haya percatado de ello.

“La descoordinación en el seno del equipo de Gobierno es total y esta circunstancia solo evidencia que nos encontramos ante un Ayuntamiento absolutamente paralizado y unos responsables políticos sin alternativa ni voluntad para sacar nada adelante”, ha concluido Andrea Ballesteros”.

publi BAD.png