El PP ve en la modificación presupuestaria la oportunidad para las promesas incumplidas

“Es absolutamente sorprendente que un alcalde luzca la mayor modificación presupuestara de la historia del Ayuntamiento de Burgos, que es el resultado de su incapacidad de gestión”. Así de rotundo se ha mostrado este jueves Jorge Berzosa, durante su intervención en el Pleno extraordinario.

Los populares entienden que esta modificación presupuestaria es “la última oportunidad” para todas las promesas incumplidas del bipartito a lo largo de tres años y que se han venido reflejando ya varias veces en las cuentas.

Para el PP, queda claro que esta millonaria modificación no es más que “el resumen de sus incumplimientos agrupados en ocho folios” y corrobora que se han acumulado 70 millones de euros en un cajón por todas las promesas que cayeron en saco roto.

Además, es la constatación de que el PSOE y Cs “utilizan el presupuesto como panfleto presupuestario” y no como instrumento de gestión que permite hacer realidad las políticas que precisan los burgaleses. “Burgos lleva ya retrasos de tres años en todo y el último cartucho de De la Rosa le va a explotar en las manos”, han advertido.

Obras como las de la avenida Alcalde Martín Cobos, la glorieta de Juan Ramón Jiménez, las mejoras en instalaciones deportivas, la segunda fase de Las Llanas o las intervenciones en Gamonal deberían estar ya ejecutadas.

Además, se demuestra que ‘Castillos en el Aire’ no es una obra sino un contrato de concesión que está todo en el aire y que no dará tiempo a ejecutar en este ejercicio, igual que “todos los planes de este bipartito que se quedan en el aire por falta de gestión y de capacidad para hacerlos realidad”.

Tal es así que a juicio del Grupo Municipal Popular “nadie se puede fiar de un gobierno que prometió reducir la fiscalidad a los burgaleses y que va engrosando sus arcas con el dinero de los ciudadanos sin ser capaces de materializar nada”.

Por otro lado, el PP ha calificado de “absolutamente bochornoso” utilizar los fondos europeos para asignarlos a proyectos que no son competitivos sino que le urgen a Daniel de la Rosa para tener algo que presentar, como en el caso de la calle Roma, aprovechando el atajo administrativo que permiten estas partidas extraordinarias.

“Es un gobierno sin plan y sin proyecto, que va como pollo sin cabeza sin saber hacia dónde encamina la ciudad. Un gobierno en el que no se puede confiar y al que le han sobrevenido un montón de millones de euros y que se declara incapaz de generar nuevos proyectos”, han sostenido los populares.

La formación, en boca de su viceportavoz Jorge Berzosa, ha lamentado en el Pleno que un ejecutivo que adolece de argumentos recurra a las descalificaciones personales como arma arrojadiza contra la oposición. “Es un gobierno que abochorna y que los burgaleses no se merecen”, ha concluido.

publi BAD.png