El San Pablo a un paso de resurgir a lo grande

El Hereda San Pablo Burgos se impone al anfitrión Zamalek y accede a la final de la FIBA Intercontinental Cup 2022.

El campeón intercontinental tendrá la oportunidad de revalidar su corona mundial este domingo en El Cairo (Egipto). El Hereda San Pablo Burgos logró superar a Zamalek en un partido completo sustentado en una sólida defensa, con un buen trabajo en el rebote, y la labor colectiva sobre la cancha. Hasta seis jugadores de la plantilla dirigida por Paco Olmos alcanzaron los dobles dígitos de valoración: Alex Renfroe, Xavi Rabaseda, Tarik Phillip, Jarell Eddie, Julian Gamble y Landry Nnoko, el mejor del partido con un doble-doble (13 puntos y 10 rebotes) y 21 créditos de valoración. Con el apoyo del centenar de aficionados desplazados a la capital egipcia, el cuadro burgalés se ganó el billete para disputar, por segundo año consecutivo, el duelo por el título.

Comenzaba la semifinal con dominio de Zamalek (6-4). Los burgaleses crecían con la fortaleza que exhibía Landry Nnoko bajo el aro y Tarik Phillip, en su estreno con el Hereda San Pablo Burgos, apoyando desde el exterior (8-9). El cuadro de Paco Olmos seguía sumando por medio del combo estadounidense, que abría la renta hasta los cuatro puntos (12-16). Los egipcios apostaban por los lanzamientos exteriores, en los que no encontraban fortuna. Encontraba mejor suerte Jarell Eddie, que embocaba su triple para mandar la máxima a los siete puntos (12-19). El intercambio final de canastas entre Moustafa Elmekawi y Julian Gamble cerraba el primer cuarto con la misma diferencia (16-23).

Anotaba rápido el conjunto local en el inicio del segundo periodo, antes de que Jarell Eddie se hiciera dueño absoluto del acierto en el perímetro burgalés, lo que iba abriendo la renta castellana en El Cairo (21-32). Hasta cuatro triples acertaba en este cuarto el ala-pívot, que apoyado en Julian Gamble llevaba la ventaja a los doce puntos (25-37). Todavía iba a acrecentar su máxima renta el Hereda San Pablo Burgos, que dominaba sobre la cancha y se ponía trece arriba (27-40). La diferencia se situaba en la barrera de diez puntos cuando se llegó al descanso en el Hassan Moustafa Sports Hall (34-44).

Los castellanos encaraban la reanudación del duelo en la delantera del luminoso (37-50), pero el arrojo de Zamalek le permitía recortar la renta visitante con los lanzamientos de Strawberry y Mckinney (45-50). Se rehacía bien ahora el cuadro burgalés, que dominaba su rebote defensivo con claridad y llevaba a buen puerto sus ataques. Un parcial de 0-10, obra de Xavi Rabaseda, Alex Renfroe y Vítor Benite, sellaba el tercer cuarto de la semifinal con dieciséis de máxima para los de Olmos (47-63).

El periodo definitivo se presentaba de la mejor manera posible para el Hereda San Pablo Burgos, que iba haciendo crecer su renta máxima en cada acción de ataque hasta situarla en 19 puntos mediado el cuarto (54-73). Caía el tiempo del reloj del Hassan Moustafa Sports Hall y el equipo burgalés estaba cada vez más cerca de hacer efectivo su pase a la final por el título. Con el aliento de la afición desplazada cantando desde la grada, los castellanos sellaban una gran victoria ante el conjunto anfitrión, que les permitía avanzar al gran duelo por el campeonato (61-78).

El equipo burgalés buscará revalidar su corona ante Flamengo en la final de la FIBA Intercontinental Cup 2022, que se disputará el domingo 13 de febrero, desde las 19:00 horas, en el Hassan Moustafa Sports Hall.

publi BAD.png