El UBU San Pablo cae con honores ante el Tubos Aranda

Los cidianos sucumbieron en un partido emocionante y muy disputado en el que comenzaron

dominando, pero en el que los ribereños acabaron imponiendo su ley desde el pivote.

El UBU San Pablo Burgos cerró su primer encuentro de pretemporada con una derrota por 31-34 ante el Tubos Aranda Villa de Aranda en la fase de clasificación de la Copa Castilla y León. Los burgaleses comenzaron marcando la pauta en la primera parte, pero el mayor rodaje y experiencia de los arandinos, junto con un colosal Javier García que anotó 11 goles desde la posición de pivote, fueron determinantes para que el cuadro amarillo se hiciera con la victoria.

Las hostilidades comenzaron pronto en el polideportivo Los Nogales de Roa con 10 goles, 5 para cada bando, en los cinco primeros minutos del encuentro. Un primer parcial que anticipaba un choque emocionante con una grada llena de aficionados de ambos equipos. Al cuadro arandino se le notaba más ensamblado gracias al rodaje de los partidos de preparación acumulados, mientras que los cidianos contrarrestaban la madurez del rival con el talento individual, encarnado en el primer tramo en Ernesto López, quien sumaba cuatro tantos en el minuto 8.

Con todo, no se mostraba satisfecho Alberto Suárez, que solicitó tiempo muerto con el 6-5 y, en la acción siguiente, los ribereños forzaron la exclusión de Diego Vera. A pesar de ello, el bloque burgalés no se amilanó y, aun en inferioridad, logró un parcial favorable de 2-0 en ese tramo, que obligó de nuevo al banquillo arandino a parar el juego. La segunda arenga fue más efectiva y los amarillos no tardaron en recortar distancias (min. 14:25. 9-8). La conexión con el pivote comenzó a convertirse en el principal problema en la defensa rojinegra, con un Javier García que acumulaba la mitad de los goles de los de Alberto Suárez mediada la primera mitad (min. 19. 13-12).

El ritmo se volvió algo más pausado y el UBU San Pablo mantenía la ventaja, aunque las pérdidas de balón lastraban la ofensiva local fruto de la precipitación, lo que llevó al equipo visitante a dar la vuelta al marcador en el 27 de juego (16-17). Nacho González detuvo el partido para reordenar filas antes de llegar al descanso, pero el bloque ribereño estaba en escalada creciente y con un 17- 18 se acabaron los 30 primeros minutos.

El Tubos Aranda saltó de nuevo a la cancha dispuesto a romper el encuentro y acrecentó su ventaja con un tanto en el arranque de Marcos González, pero los burgaleses lo contrarrestaron con una defensa 5-1 y un parcial de dos dianas que igualaron la contienda. La goma se volvió a estirar del lado arandino con una nueva ventaja de dos goles, lo que se sumaba a una exclusión de Pinillos en el 33, que ponía en apuros a los de Nacho González. La defensa amarilla obligaba a los cidianos a forzar lanzamientos al borde del pasivo y los errores parecían acumularse, pero los rojinegros se crecían en la adversidad para mantener el equilibrio en el marcador. En ese momento, el conjunto ribereño vio en los titubeos rivales una oportunidad para abrir hueco y no la desaprovechó. El en 40 de juego los de Alberto Suárez se fueron 3 goles arriba que obligaron al técnico cidiano a solicitar tiempo muerto (Min. 40).

Las intentonas burgalesas eran inertes ante una bien armada defensa amarilla y el partido parecía roto, pero Burgos no había dicho su última palabra. Los capitalinos se situaron a un tanto de diferencia en el 52 de juego (28-29) para elevar la tensión en el parquet y en la grada. El UBU San Pablo tiró de su habitual juego de robo y contraataque para tratar de igualar la contienda, pero de nuevo la precipitación hizo acto de presencia para devolver la ventaja al cuadro rival (min 25. 29-32). El último parcial del partido solo tuvo un color, el amarillo de un Villa de Aranda que pasa de ronda y se verá las caras el miércoles contra el Balonmano Soria en busca del pase a la final a cuatro de la Copa Castilla y León. Mientras, los burgaleses cierran un muy buen primer partido de pretemporada, y disputarán un amistoso, también el miércoles, contra el Balonmano Zamora.