"Esto va en serio", pero no mucho

El Burgos Club de Fútbol ha presentado la campaña de socios bajo el lema "cimentado el resurgir" con duras críticas de sus aficionados.

Indignación entre muchos aficionados blanquinegros tras la presentación de la campaña de socios para la temporada 2022-2023. Han sido muchos los puntos criticados de la campaña, pero el que más sin lugar a dudas son los precios desorbitados para niños en lateral y tribuna. Por ejemplo, una madre que va a renovar su carnet con su hija de 7 años en la grada lateral, cada una de ellas va a pagar 350 €. Si en cambio es la familia completa con tres, cuatro o cinco miembros el precio baja, pero pierden el asiento que ya tenían asignado.

El club burgalés llevaba semanas preparando y anunciando una campaña de socios que pretendía conseguir 10.000 aficionados, pero muchos dudan incluso que se supere la cifra de esta temporada.

Pesimismo o indignación son las sensaciones entre muchos aficionados tras conocer los detalles de la campaña. Comparándola con otros clubes, es más cara, pero como decíamos, lo que más ha molestado son los precios a niños de entre 4 y 14 años que dificultará enormemente que muchos menores acudan al Plantío.

Otra de las dudas era si el Grupo Yucon iba a fomentar de alguna manera Club Baloncesto Tizona, presentado como el "decano del baloncesto burgalés". Por 20 € más los socios del Burgos que lo deseen podrán ver también al Tizona, al Promesas en 2.ª División RFEF y al equipo femenino. Este tipo de abono lo han llamado Abono Plus.

Aunque algunos aficionados también han criticado este movimiento, no se ha llevado el grueso de las críticas.

La indignación con la campaña ha trascendido a Burgos, ya que han sido muchos los aficionados al fútbol los que la han criticado. La principal publicación de la campaña en Twitter lleva 250 respuestas y casi medio millar de citados, claro indicativo de que el BCF no está recibiendo la respuesta que esperaba.

Piden al club que recapacite ya que aún está a tiempo de encauzar una campaña y que no reine el desánimo entre la afición que ha sido ejemplo en la vuelta del Burgos al fútbol profesional.

publi BAD.png