Gran empate en La Romareda

Brugué hizo la igualada en el descuento tras un meritorio partido de los rojillos, que merecieron más.

El C.D.Mirandés siempre compite hasta el final. Y su entrega a veces tiene recompensa.

Así lograron los rojillos sumar en La Romareda, en un partido que se puso cuesta arriba en el primer minuto de juego. Nano Mesa hacía el gol maño aprovechando un desafortunado desvío de la defensa mirandesista.

Los rojillos no se vendrían abajo y la producción ofensiva de los de Lolo Escobar empezaría a funcionar. Así llegarían las primeras ocasiones. La más clara al filo del descanso en un remate de Camello que salvaba en la línea de gol el portero local.

La segunda mitad seguiría el mismo guión y el acoso rojillo sobre el arco de Cristian Álvarez no cesaría. Íñigo Vicente, Carreira o Riquelme tendrían algunas de las oportunidades para empatar.

Sin embargo no sería hasta el 95 cuando Brugué, que acababa de entrar, encontraba su hueco para girar, encañonar y hacer justicia poniendo el empate.

Un merecido punto que permite parar la racha y recuperar sensaciones de cara a una nueva semana con doble partido.