Gran victoria blanquinegra en Oviedo

El Burgos Club de Fútbol completa un sensacional partido ante el Real Oviedo y suma una gran victoria en el Tartiere que supone la primera del curso lejos de El Plantío.

Los de Calero saltaron al césped del Tartiere, estadio que no visitábamos desde hace 7 temporadas, buscando la primera del duelo y lo consiguieron, aunque Femenías atajo bien por bajo el intento de control de Guillermo en el interior del área ovetense.

El Real Oviedo buscó en el 3 su primer acercamiento volcando el juego a la derecha, donde Elgezabal aguantó perfecto marcando a Joni Montiel para cortar el peligro.

En el minuto 7 los blanquinegros pudieron hacer daño con un gran desborde de Matos por la izquierda y un posterior centro largo que no logró controlar Álvaro Rodríguez. Joni Montiel gozó de una gran ocasión en la siguiente acción con un disparo desde la frontal que taponó Matos evitando que la bola encontrase portería. El Real Oviedo se sentía cómodo con el planteamiento y, con el paso de los minutos, su dominio se hacía más evidente forzando al trabajo defensivo de los burgaleses. Saúl Berjón buscó portería con un disparo que se perdió demasiado desviado por encima de la portería defendida por Femenías, la ocasión del asturiano sirvió de punto de inflexión para un Burgos que comenzó a sacudirse el dominio buscando área carbayona.

Al filo del minuto 20 Jirka aprovechó la transición para encontrar posición de disparo y cargar, la zaga burgalesa repelió el balón a saque de esquina.

La más clara de la primera parte llegó en el 22 con Mato ganando perfecto la espalda a los zagueros y cargando sobre puerta, Femenías salvó despejando a saque de esquina.

El reloj marcaba el 29 cuando llegó el tanto blanquinegro en botas de Guillermo, que remató con elegancía un gran pase de Álvaro Rodríguez desde la derecha. Nuestros guerreros no e conformaban con el 0-1 y continuaban empujando, con más dificultades al cerrarse mejor los locales, para meter balones al área. Miguel Rubio tuvo que lucirse en el 41 para recoger un peligroso centro colgado buscando el remate de Borja Bastón, que lo tenía todo a su favor.

Los blanquinegros tiraron de casta para defender el marcador en los minutos restantes de la primera mitad y lo consiguieron, a vestuarios con ventaja en el luminoso tras una última acción en la que Jirka despejó sin querer un balón que se colaba en la portería de Alfonso Herrero.

La segunda parte arrancó con un Real Oviedo hambriento buscando el empate y en el 49 pudo llegar, Borja Sánchez cazó un balón en la frontal para disparar contra el travesaño.

Los disparos sobre la portería burgalesa desde la frontal se sucedían, Jimmy lo intentó ante un Zabaco que despejó con mucha seguridad.

En el 55 llegaría la polémica tras revisar una acción de Matos en el interior del área y señalar el colegiado la pena máxima, Borja Bastón igualó el duelo desde el punto de penalti.

El Oviedo se chocó de nuevo contra la madera con un disparo de Borja Bastón que pegó en la base del larguero para después perderse a saque de puerta.

Guillermo lo volvería a hacer en el 64, en esta ocasión para cabecear al fondo de la red una gran asistencia de Saúl Berjón y marcar el segundo de nuestros guerreros.

Pudo llegar el tercero en la siguiente acción, y con los mismos protagonistas, pero David Costas despeja evitando el remate.

El Real Oviedo volvería a estrellar el esférico en la madera con un nuevo disparo de Borja Bastón. Antes de ser sustituido, Guillermo tuvo una más cabeceando un buen centro de Álvaro Rodríguez que detuvo Femenías.

En el minuto 82 Calvo tuvo que aguantar el tipo para despejar el balón ante el intento de Claudio Medina, que buscaba portería en su primera acción.

Y en la segunda de leonés llegaría su gol, desmarque sensacional para encarar solo desde la divisoria y batir a placer a un Femenías que aguardaba bajo palos la culminación de la contra blanquinegra.

Con una afición blanquinegra enloquecida, cerca de 100 irreductibles se dieron cita en el feudo oviedista, se llegaría al final del partido para sumar la primera victoria de la temporada a domicilio.