Hereda San Pablo debe mejorar

El Hereda San Pablo Burgos encaja una derrota ante Urbas Fuenlabrada en un duelo que estuvo a punto de remontar, 94-93.

El Hereda San Pablo Burgos sufrió una derrota en su visita a Urbas Fuenlabrada en el Pabellón Fernando Martín. El conjunto dirigido por Žan Tabak acusó su mejorable nivel defensivo en la pista, especialmente en el segundo y el tercer periodo, donde llegó a acumular una desventaja hasta de 14 puntos. Los burgaleses buscaron una reacción en el último parcial (19-29), con una remontada que a punto estuvieron de culminar. La última posesión, en sus manos, pudo haberles otorgado el triunfo, pero lo dejó finalmente en el bando local.

El tercer amistoso de la pretemporada burgalesa arrancaba en Fuenlabrada con la igualdad como nota predominante en unos primeros minutos en los que el peso anotador de los locales lo cargaba Leo Meindl y el de los visitantes se repartía entre Aleksej Nikolic y Tyrus McGee (18-18). La anotación de este último se tornaba fundamental para el cuadro de Tabak, que se quedaba lejos de un nivel óptimo en su defensa y finalizaba por debajo el primer periodo (29-25).

Los lanzamientos exteriores acapararon la atención en el inicio de un segundo cuarto en el que Urbas Fuenlabrada se esforzaba por abrir la ventaja (36-31), ante un cuadro burgalés que se aferraba a Dani Díez y a Vítor Benite para mantenerse en la pelea (38-37). Los fuenlabreños desarrollaban una mejor actuación sobre la cancha y se aseguraban, con un gran acierto desde el exterior, una buena renta sobre la que crecer en el partido (49-42) hasta alcanzar una máxima de diez puntos (54-44). Los equipos enfilaron el camino hacia vestuarios con ocho de diferencia al descanso (54-46).

El tercer cuarto transcurrió de manera similar al anterior. El rendimiento desde el perímetro del conjunto local continuaba haciendo que se ampliara su ventaja, primero hasta los 11 puntos (63-52), y después hasta los 14 (70-56). Las acciones individuales a las que se aventuraban los visitantes en sus ofensivas no acababan en buen puerto, por lo que cerraban todavía el periodo en desventaja (75-64).

Como en una réplica del partido de la semana pasada entre ambos contrincantes, pero con los papeles invertidos, despertaba el Hereda San Pablo Burgos en el arranque de los diez últimos minutos. Un parcial de salida de 2-11, con tres triples claves de Díez, Benite y Nikolic, dejaba la distancia en solo dos puntos (77-75). Tras un tiempo muerto, Urbas Fuenlabrada devolvía un parcial de 8-2 que volvía a estirar su renta mediado el cuarto (85-77). No se daban por vencidos los de Tabak, que trataban de fortalecerse con las acciones de Díez, Rabaseda y Benite (94-93). Urbas Fuenlabrada no anotaba en su última posesión, lo que dejaba el balón decisivo en manos del cuadro burgalés. Nikolic recibía una falta que no lograba llevarle a la línea de tiros libres, pero que sí otorgaba a los visitantes la posibilidad de encontrarse con el triunfo después de un tiempo muerto. Sin embargo, los cinco segundos finales no consiguieron voltear el marcador en la conclusión de un choque en el que vencieron los locales (94-93).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de pretemporada ante el CB Gran Canaria, el viernes 3 de septiembre, desde las 19:15 horas, en el Polideportivo Antonio Magariños de Madrid.