Hereda San Pablo derrotado tras un igualado encuentro en Bilbao

El Hereda San Pablo Burgos cayó ante Surne Bilbao Basket en un duelo donde brilló el acierto exterior de ambos equipos.

El Hereda San Pablo Burgos no logró superar a Surne Bilbao Basket en su visita al Bilbao Arena de Miribilla. El equipo dirigido por Žan Tabak se apoyó en una buena primera mitad de Ali Nikolic y en una gran segunda parte de Vítor Benite y de Alex Renfroe para mantener sus opciones de hacerse con la victoria hasta los compases finales. En una conclusión de partido que se preveía tremendamente ajustada, el conjunto burgalés no supo sacar provecho de sus últimas acciones ofensivas, lo que terminó por dejar el triunfo en manos de los vizcaínos.

Surne Bilbao Basket encaraba mejor el arranque del partido y se colocaba con una ventaja de seis puntos (11-5). La labor de Dani Díez y el excelente acierto exterior de Ali Nikolic le proporcionaban a los de Tabak su primera renta en el duelo, que se abría hasta los cinco puntos gracias a una buena defensa que forzaba los lanzamientos de los locales (11-16). Lograban recomponerse los de Álex Mumbrú, que se esforzaban para volver a equilibrar una contienda (18-18) que caía del lado burgalés al final del primer cuarto después de dos triples de Alex Renfroe (21-24).

El impecable acierto exterior del cuadro bilbaíno le otorgaba un 12-2 de parcial de salida al segundo periodo que disparaba su ventaja (33-26). El tiempo muerto de los visitantes buscaba una reacción que todavía tardaría en llegar. Surne Bilbao Basket llevaba hasta los nueve puntos la distancia (37-28). Trabajaban Suleiman Braimoh y Nikolic, que continuaba derrochando puntos desde el exterior para acortar diferencias (40-38). Con el electrónico en una distancia manejable, los dos equipos se intercambiaron canastas antes de llegar al descanso, que se alcanzó con los locales en la delantera (48-45).

El regreso a la pista continuaba presentando un encuentro tremendamente igualado (53-53), en el que cada detalle se iba a tornar crucial en la búsqueda del triunfo. Crecía Vítor Benite para liderar a los burgaleses, que retomaban los mandos del choque (60-61). No obstante, los bilbaínos seguían realizando una buena labor sobre la cancha, lo que les permitía llevarse la ventaja parcial cuando se llegó al cierre del tercer cuarto (67-65).

Los triples de Renfroe daban alas a los castellanos, que conservaban todas las opciones de sumar una victoria a domicilio ante un conjunto vizcaíno que se sustentaba en el trabajo de Ángel Delgado (74-73). El base estadounidense del Hereda San Pablo Burgos encontraba en Benite a su mejor aliado para guiar a los de Tabak y mantenerse en la pelea por el partido (84-81). Sin embargo, los visitantes no consiguieron sacar rendimiento de sus últimas opciones ofensivas. Con la posibilidad de alcanzar el posible empate desde el exterior, Nikolic intentaba un pase demasiado complicado al interior que terminaba dejando el balón en manos de los locales. Ludde Hakanson sentenciaba el encuentro, y la derrota burgalesa en Miribilla, con un triple lejano (87-81).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de Liga Endesa ante Joventut Badalona, el sábado 30 de octubre, desde las 20:45 horas, en el Pabellón Olímpico de Badalona.