La ascensión a las Lagunas de Neila como siempre, juez de la Vuelta a Burgos

La quinta y definitiva etapa, de 170 kilómetros de recorrido, contempla la ascensión de tres puertos de 3ª Categoría antes de la subida final de Categoría Especial a las Lagunas de Neila.

Las Lagunas de Neila volverán a sentenciar la Vuelta a Burgos en una ascensión final que coronará al ganador de la ronda burgalesa que se celebra del 2 al 6 de agosto.

La etapa, que saldrá de Lerma, tendrá un recorrido de 170 kilómetros y en ella se contempla la ascensión de otros tres puertos, todos ellos de Tercera Categoría, como son el Alto del Majadal (Km.26), el Alto de Arroyo (Km. 106) y el Alto del Collado de Vilviestre, a 22,7 kilómetros de meta.

Desde Lerma la carrera saldrá hacia Covarrubias por Santillán del Agua, Quintanilla del Agua y Puentedura para, desde allí, afrontar la primera dificultad montañosa de la jornada.

Quintanilla, del Coco, Tejada, Cilleruelos de Cervera serán localidades de paso antes de alcanzar los túneles de La Yecla y la localidad de Santo Domingo de Silos.

Antes de llegar al Alto del Arroyo, en el kilómetro 106 de etapa, los ciclistas transitarán por Carazo, Hacinas, Salas de los Infantes, Barbadillo del Mercado, Pinilla de los Moros, Piedrahita de Muño, Vizcaínos y Hoyuelos de la Sierra.

Desde allí, Arroyo de Salas, Castrovido, un nuevo paso por Salas de los Infantes, Castrillo de la Reina y Palacios de la Reina antes de la subida del último puerto de Tercera Categoría, el Alto del Collado de Vilviestre, a 22 kilómetros de la línea de lleagada.

Una vez superado el paso por la localidad de Vilviestre del Pinar los corredores afrontarán la ascensión final de 12 kilómetros, desde el cartel de comienza puerto, hasta la última línea de meta ubicada en lo alto de las Lagunas de Neila, puerto de Categoría Especial con 1.866 metros de altitud y una pendiente media del 11% con cotas máximas que llegarán hasta el 16%.

publi BAD.png