La cárcel de Burgos cumple 90 años

El subdelegado del Gobierno destaca “la fuerza y consistencia de una democracia que cuenta con un sistema penitenciario modélico y por ende referente internacional, motivo de orgullo para nuestra sociedad gracias al compromiso de quienes trabajan en esta institución”.

El Centro Penitenciario de Burgos ha celebrado esta mañana la festividad de la patrona de la Institución Penitenciaria, Nuestra Señora de la Merced, con un acto institucional en el Claustro del Monasterio de San Juan y que, a su vez, ha servido para conmemorar el 90 aniversario del penal.

Antes de comenzar el evento, el subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, ha agradecido “el trabajo diario de los 225 empleados que componen la plantilla del centro penitenciario con una labor cada vez más eficaz, renovada y comprometida”. Igualmente ha destacado que “las últimas ofertas de empleo público aprobadas por el Gobierno de España, con más de 5.500 las plazas aprobadas desde junio de 2018, permitirán paulatinamente ir resolviendo el déficits de personal en las distintas prisiones del país”.

En el acto, que ha contado con los discursos de la directora del Centro Penitenciario de Burgos, Elena Ramos, y del subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, se ha entregado la medalla de plata al mérito penitenciario a Marcial Rubio Alonso, la medalla de bronce al mérito penitenciario a Gonzalo Mata Cubillo y la medalla de bronce al mérito social penitenciario al Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos del Ayuntamiento de Burgos y se ha otorgado una mención honorífica a Roberto Conde Martínez. Además, ocho funcionarios que alcanzan los 25 años de servicio han recibido una placa conmemorativa.

En su discurso, De la Fuente ha incidido “en la fuerza y consistencia de una democracia que cuenta con un sistema penitenciario modélico y por ende referente internacional, motivo de orgullo para nuestra sociedad gracias al compromiso de quienes trabajan en esta institución”.

Además, ha recordado que el artículo 25 de la Constitución orienta las penas privativas de libertad hacia la reinserción y la reeducación. En ese camino, señala el subdelegado “la reeducación forma parte indispensable de las tareas que nos son auto impuestas como gestores y reclama la necesaria colaboración de toda la sociedad para lograr la reinserción”.

Por su parte la directora del Centro Penitenciario de Burgos, Elena Ramos, ha señalado que “el centro mantiene la orientación a la labor reeducativa y reinsertadora que le fue encomendada hace 90 años, pero con una clara vocación de abrirse a la sociedad e implicarla en nuestro trabajo”.

Además, ha repasado las principales actuaciones llevadas a cabo en el último año destacando el impulso a la aplicación de las nuevas tecnologías en las distintas líneas de trabajo del centro, como la educación universitaria, la educación vial, las comunicaciones familiares y la telemedicina. Igualmente ha extendido su agradecimiento a las múltiples asociaciones y entidades, públicas y privadas, que participan en las diferentes actividades de la prisión burgalesa.

En el acto se ha proyectado un video conmemorativo del 90 aniversario del centro penitenciario de Burgos y se ha procedido a leer un poema del poeta Marcos Ana. Además, los asistentes al acto han podido conocer las creaciones del taller de arte abstracto ‘Ibidem’ llevado a cabo por los internos de la prisión.

publi BAD.png