La Catedral une a dos generaciones

La promoción del envejecimiento activo y la integración de las personas de más edad en la sociedad son esenciales para tratar de conseguir reducir la soledad de las personas mayores y fomentar su actividad y participación social.

Con este propósito, estudiantes del tercero del Grado de Historia y Patrimonio, dentro de la asignatura “Gestión del Patrimonio”, transmitió a un grupo de personas mayores de la ciudad los valores del patrimonio cultural, en concreto de la Catedral, a la vez que interpretaron y pusieron en práctica los conocimientos adquiridos durante los años de carrera.

La actividad, enmarcada dentro del programa de Aprendizaje Servicio y organizada por el profesor de la asignatura Julián Hoyos y el Programa de Acercamiento Intergeneracional, buscaba fomentar la mutua cooperación entre el grupo de mayores y estudiantes, así como la comprensión y la cohesión entre las dos generaciones.

Se han logrado los objetivos que se perseguían con este proyecto dirigidos a cada grupo de edad. Por un lado, entre las personas mayores de 65 años se ha fomentado la participación en actividades culturales, se ha dado a conocer el patrimonio cultural desde otra óptica y trasmitido a los más jóvenes su experiencia y su bagaje cultural.

En cuanto a los jóvenes, han trabajado con responsabilidad social y desarrollado actividades en relación con el patrimonio cultural atractivas para un grupo de edad específico. Han conocido a las personas mayores y propiciado una imagen positiva de ellas.

El alumnado elaboró un dosier con la información sobre la catedral que entregaron a todas las personas mayores que participaron. Se comenzó la visita en el exterior y continuó dentro del Templo. Cada estudiante fue explicando una parte y el grupo de mayores pudo hacer preguntas y compartir sus propios conocimientos.

publi BAD.png