La Junta cede a la UBU nuevos inmuebles del Hospital Militar

Un barracón se convertirá el en Aulario 6, el edificio de las antiguas cocheras y un almacén que albergará la nueva caldera de biomasa, conforman el objeto de la cesión, junto al visto bueno de la Junta a la apertura de un vial que conectará el recinto con la calle Reina Leonor.

Tres edificios: el último barracón del complejo que quedaba por ser asumido por la Universidad de Burgos, las antiguas cocheras y un almacén auxiliar conforman la cesión de inmuebles del Hospital Militar que, en favor de la UBU, ha oficializado hoy la Junta de Castilla y león en la visita realizada por el consejero de Presidencia en funciones, Ángel Ibáñez, al antiguo recinto castrense.

En total, las tres edificaciones suman 1.600 metros cuadrados construidos, que se suman a los 18.300 en los que la Universidad de Burgos ya utiliza para realizar su labor docente e investigadora en este recinto del campus. El resto de la superficie que la UBU posee en el Militar, 43.621 m2, son espacios ajardinados y viales.

En el aire queda todavía la cesión, que el rector de la UBU no dudó en prever que se producirá en breve, del pabellón número 3, que cuenta con una superficie de 5.200 m2. Definir los usos compartidos entre la Universidad y el Centro de Salud de Las Huelgas que gestiona el Sacyl es el único “escollo” existente para completar la cesión a la Universidad de la práctica totalidad de los edificios del Hospital Militar. Un acuerdo que “no es descartable”, según el consejero.

Ángel Ibáñez, quién definió la cesión como “un día importante para la Universidad de Burgos y para la ciudad”, aseguró que “la Junta va a poner todo su empeño administrativo para proceder con la mayor celeridad a la cesión de estos inmuebles, para que sea la Universidad las que les dé un uso en función de las previsiones que, me consta, ya tiene”.

Junto a la oficialización de las mencionadas cesiones, el consejero en funciones de Presidencia de la Junta anunció el visto bueno del Gobierno regional a la apertura de un nuevo acceso al recinto a través de un vial de conexión con la calle Reina Leonor, que permitirá el acceso a su interior de vehículos de bomberos, algo que no era posible hasta ahora por la estrechez de los accesos existentes, y que además permitirá la entrada y salida de camiones de gran tonelaje para el suministro de la futura caldera de biomasa con la que la Universidad de Burgos dará servicio a todos los edificios del recinto, incluido el centro de salud y el edificio de la Asociación Párkinson Burgos.

Manuel Pérez Mateos, rector de la Universidad de Burgos, tras agradecer la cesión de los inmuebles que “darán servicio a las dos facultades que se encuentran en el Hospital Militar y a la expansión que precisan sus nuevas titulaciones, como la de Diseño de Videojuegos, y la creación del nuevo Centro de Investigación en Videojuegos, que requieren de nuevas infraestructuras físicas”.

El rector burgalés aprovechó igualmente la visita del consejero en funciones de Presidencia “para pedir ayuda a la Junta de Castilla y León para rehabilitar la antigua iglesia del Hospital Militar en un Ágora cultural multidisciplinar, en un espacio de convivencia abierto a la comunidad universitaria y toda la ciudadanía”.

Tras recordar que la Universidad de Burgos se cimenta sobre tres antiguas infraestructuras hospitalarias, el Hospital del Rey, el Hospital Militar y el Hospital de la Concepción que, recordó Pérez Mateos, fue sede en el siglo XVIII del Colegio de Cirugía y Medicina, “ya solo nos falta contar con la tantas veces reclamada Facultad de Medicina. No ya por razones históricas, sino porque será bueno para el futuro de esta provincia y de nuestra región”.

publi BAD.png