La Junta cierra de nuevo el interior de bares en Burgos, Miranda, Medina y Briviesca

El vicepresidente Francisco Igea ha informado que la Junta clausura a partir de este martes durante al menos dos semanas el interior de la hostelería y de las salas de apuestas en aquellos municipios de Castilla y León con una incidencia superior a 150 casos por 100.000 habitantes.

Desde hace varios días ya se habló que la Junta de Castilla y León tomaría medidas en los municipios con mayor incidencia y Burgos, Miranda de Ebro, Medina de Pomar y Briviesca iban a ser algunas de las perjudicadas. El vicepresidente Francisco Igea, ha confirmado que los cuatro municipios superan los 150 casos por 100.000 habitantes a catorce días, por lo que se cerrará el interior de los locales de hostelería y las salas de apuestas.

Verónica Casado, ha recordado que la incidencia está en ascenso en la provincia de Burgos, donde la incidencia acumulada a catorce días se eleva a 271 casos. Burgos tiene 378 casos, Miranda de Ebro 310, Briviesca 167 y Medina de Pomar 314 casos.

Esta decisión se ha tomado en el Consejo de Gobierno extraordinario celebrado este lunes y entrarán en vigor a partir de las doce de la noche.

Las duraciones de estas medidas estarán en vigor durante 14 días, hasta el 19 de abril.

Esta vez quedan fuera de las restricciones los centros comerciales y los gimnasios. En el caso de los primeros, porque están fuera del acuerdo del Consejo Interterritorial que determina el cierre del interior de la hostelería en incidencias superiores a 150 casos.

En toda Castilla y León, la restricción afecta a 21 municipios.

Además de Burgos, Miranda, Medina y Briviesca, las nuevas restricciones de la Junta también estarán vigentes en las provincias de Palencia (capital, Cervera de Pisuerga, Aguilar de Campóo, Villamuriel de Cerrato y Venta de Baños); León (Villablino y La Pola de Gordón); Salamanca (capital, Villamayor, Santa Marta de Tormes y Carbajosa de la Sagrada); Segovia (capital, Riaza y El Espinar); Soria (capital y El Burgo de Osma); y Valladolid (capital y Tudela de Duero).


Los hosteleros están indignados con este nuevo cierre. Denuncian el cambio de criterio constante por parte de la Junta y el agravio con Burgos, ya que cuando Burgos se encontraba en una buena situación epidémica, se decretó el cierre de la hostelería en toda la comunidad y ahora sin embargo sólo afecta a algunos municipios.

También ha molestado mucho en el sector un comentario jocoso del vicepresidente Francisco Igea que ha realizado en la red social twitter a un usuario a cuenta del cierre de bares en la comunidad.