La Noche Blanca regresa a Burgos a lo grande

Destaca por dos eventos novedosos: un espectáculo de luz y sonido protagonizado por cien drones que surcarán el cielo burgalés y el montaje a caballo entre la escultura y el cine que dará vida a la fachada del Ayuntamiento.

La concejal de Ciudadanos y responsable de la Gerencia de Cultura, Rosario Pérez Pardo, ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para presentar una nueva edición de La Noche Blanca. El evento regresa “a lo grande” tras dos años de parón motivado por la pandemia con un “programón” a la altura de las circunstancias.

En concreto, la edil ha destacado que 127 citas se ofertarán el próximo sábado 21 de mayo, entre las 17 horas y las tres de la mañana. “En colaboración con distintas administraciones y entidades de la ciudad y gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Burgos, empeñado por regresar a lo grande a la normalidad cultural, los burgaleses y aquellos que se animen a visitarnos podrán elegir entre propuestas artísticas y talleres de 66 creadores y colectivos locales, nacionales e internacionales”, ha explicado.

Si bien Pérez Pardo ha subrayado que “todo lo que contiene la agenda prevista es recomendable, por su calidad, por su interés y por las ganas que tenemos de empaparnos de cultura”, sí se ha detenido en dos propuestas por novedosas.

En primer lugar, ha mencionado el espectáculo que cubrirá el cielo burgalés a las 23 horas. “Se trata del espectáculo luminotécnico 100 drones en la Noche Blanca, impulsado por la empresa Umiles Group, especialista en sistemas aéreos no tripulados. que partirá desde el parque de San Isidro y será visible en condiciones óptimas desde el Castillo. Será sin duda la experiencia deslumbrante e inolvidable que bien merecen los burgaleses”, ha indicado la concejal.

También con la luz y el sonido juega el espectáculo Keyframes Game Storie, la instalación artística nocturna concebida por los franceses Groupe Laps para que de forma efímera unos personajes especiales invadan espacios públicos. “En esta ocasión, estas esculturas luminosas tomarán la fachada del Ayuntamiento desde las 23 horas hasta las 3 de la mañana. Allí relatarán historias urbanas -en bucles de unos 8-10 minutos- a través de la cinética y la descomposición del movimiento, gracias a la cronofotografía. En definitiva, se trata de un montaje festivo a caballo entre la escultura y el cine”, ha destacado Pérez Pardo.

No obstante, la edil ha insistido en que las citadas, aunque llamativas, son solo dos de las 127 opciones existentes. Ha repasado además algunas citas impulsadas directamente por la Gerencia de Cultura.

Así, ha indicado que la plaza Alonso Martínez se convertirá en un espacio en movimiento donde se sucederán las exhibiciones de distintas formas de baile contemporáneo. La Sala Capitular del Monasterio de San Juan acogerá distintos conciertos, mientras que el órgano será el protagonista en el Museo del Retablo, el arpa en el Salón Rojo, la música y la poesía compartirán la Sala Polisón y dos orquestas se encontrarán en la Capilla de Música de Las Bernardas.

Además, la sala de ensayos del Teatro Principal se llenará de magia y el flamenco y la música electrónica se darán el testigo en la escalinata de Saldaña. Muy cerca, en la Llana de Afuera se ‘reproducirá’ un minifestival como ‘mini’ será la feria medieval que acampará en la antigua estación, lugar también en el que al caer la noche se animará a la observación astronómica.

En el paseo Sierra de Atapuerca talleres y actividades educativas harán las delicias de los más pequeños, a los que se dirigirán también los artesanos y sus oficios en la Plaza España. El mapping vestirá para la ocasión el parque de Doctor Vara, varias corales pondrán la banda sonora a la tarde.

publi BAD.png