top of page

La provincia de Burgos seguirá en alerta en las próximas horas

En cuanto a la circulación, las situaciones más complicadas se han vivido esta tarde en la provincia de Burgos, con varias vías con la circulación de camiones prohibida, lo que ha obligado a embolsar a medio millar de vehículos pesados en Miranda, Rubena y Lerma.

El temporal de nieve continúa afectando a la comunidad y esta tarde la nieve ha complicado la circulación en la provincia de León, Palencia y, especialmente, en Burgos, donde varias vías han sido cortadas al tráfico de pesados, lo que ha obligado a embolsar camiones en varios puntos de la red viaria nacional. Las nevadas también han afectado, aunque en menor medida, a las provincias de Soria, Zamora, Segovia y Ávila.

Como consecuencia, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha activado esta tarde la Fase de Preemergencia del plan de viabilidad invernal en las carreteras estatales en cuatro nuevas zonas esta tarde. En concreto, en la zona de Palencia (Cordillera Cantábrica) y en tres zonas de Burgos: Norte, Meseta y Cordillera Cantábrica.

Esta noche se espera que siga nevando en Burgos y el norte de León y Palencia. También, en menor medida, en la zona del Sistema Central y Soria. No obstante, la situación se espera que mejore en las próximas horas.

Según las estimaciones de la AEMET, el episodio de nevadas culminará a partir de la tarde de mañana en la mayor parte de Castilla y León, cuando está previsto que entre un frente cálido que va a hacer subir la cota de nieve hasta los 1.800-1.900 metros.

La nieve dará paso a la lluvia, y hay avisos de lluvia acumulada de hasta 40 milímetros en doce horas, un aviso que va a continuar el viernes. Preocupa a partir de ahora por tanto el deshielo, especialmente en la zona Cantábrica de Palencia, Cantábrica de Burgos y Norte de Burgos. Además, la AEMET ha emitido un boletín especial de aludes para Picos de Europa, por la cantidad de nieve acumulada y la situación inestable del manto nevoso.

AEMET mantiene la atención especialmente en Burgos. En el Norte de la provincia todavía mañana habrá aviso amarillo, con la previsión de nevadas a partir de los 600 metros. Además, se contempla activar un aviso amarillo de hielo a lo largo de las próximas horas en Burgos Cantábrico y Norte.

Ante esta previsión de la AEMET, se contempla ir rebajando el nivel de alarma en toda la comunidad de forma paulatina. Esta tarde se ha desactivado ya la alarma en Salamanca (Sistema Central) y Ávila (Meseta). A las 22.00 horas se ha desactivado León (Bierzo), Segovia (Meseta y Sistema Central) y Ávila (Sistema Central), y está previsto que en las próximas horas se pase de fase de preemergencia a alerta en Burgos (Meseta y Norte). A partir de las 00.00 horas se rebajará también la alarma en León (Meseta), Palencia (Meseta), Burgos (Meseta), Soria (Meseta), y Soria (Sistema Central).

La previsión es amanecer mañana con ocho zonas activadas: Cantábrica de León, Palencia y Burgos, Norte de Burgos, Condado de Treviño, Ibérica de Burgos y de Soria y Sanabria, que se irán desactivando también en función de la mejoría de la situación y la previsión de la AEMET, de modo que para la tarde de mañana podrían quedar ya solo avisos en Ibérica de Burgos y Soria, y Sanabria.

Así se ha acordado tras la reunión celebrada esta noche de nuevo del Comité Ejecutivo Regional, convocado por la delegada del Gobierno para analizar la situación por el temporal de nieve, lluvia y viento que afecta a la comunidad autónoma y coordinar las actuaciones pertinentes. Este órgano está previsto en el Protocolo de la Delegación del Gobierno para la ‘Coordinación de actuaciones de los órganos de la Administración General del Estado ante nevadas y otras situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado en Castilla y León”.

En cuanto al estado de las carreteras, las situaciones más complicadas se han vivido esta tarde en Burgos y Palencia. Un tramo de la N-611 (que comunica Palencia con Santander) ha sido declarado el nivel rojo, es decir, con uso obligatorio de cadenas o ruedas de invierno. En la AP-1, entre 1 y 78 (Burgos - Miranda de Ebro), la A-1, entre los kilómetros 204 y 247 (Lerma-Rubena) y la BU-30, entre el kilómetro 20 y 25 se ha activado el nivel rojo por la DGT, lo que ha implicado la prohibición de paso para camiones y articulados, así como para autobuses. La Guardia Civil de Tráfico ha procedido al embolsamiento de camiones en los estacionamientos de vialidad invernal habilitados para evitar el colapso de las vías ante las fuertes nevadas. En Miranda de Ebro se han llegado a embolsar esta tarde 200 camiones, 250 en Rubena y 20 en Lerma. A estas horas se está dando ya salida a todos esos embolsamientos y se espera que la situación se normalice en las próximas horas, si la nieve da una tregua.

Todo el operativo ha estado activo hoy, con 450 máquinas quitanieves y cerca de 3.000 personas trabajando en el operativo invernal. En las últimas horas, las quitanieves y fresadoras de las Demarcaciones de Carreteras que operan en la comunidad han recorrido 22.861 kilómetros haciendo tratamientos preventivos y de limpieza. Se han esparcido 8.020 toneladas de sal y 2.477.331 litros de salmuera.

publi BAD.png
bottom of page