La UBU liderará la formación especializada en baterías de alto rendimiento en España y Portugal

La nueva “academia de baterías” es resultado del convenio firmado por la Universidad de Burgos y KIC Innoenergy, consorcio europeo que trabaja para la UE y que ya ha invertido 560 millones de euros en 480 proyectos europeos de innovación en energías renovables.

La Universidad de Burgos y la KIC Innoenergy, comisionada por la Unión Europea para acelerar la transición energética en el continente, han firmado hoy un convenio que convierte a la UBU en la primera universidad de la Península Ibérica que impartirá los planes de formación especializada en tecnologías de baterías de la Comisión Europea.

Innoenergy, entidad interlocutora de la Comisión Europea, está integrada por entidades públicas y privadas que desarrollan su actividad para el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) con la misión de acelerar la transición energética en la Unión Europea, objetivo al que se suma la UBU. Entre las líneas de acción de este consorcio figuran la gestión de la Alianza Europea de Baterías y el Centro de Aceleración del Hidrógeno Verde.

Entre el conjunto de acciones contempladas en el convenio, resulta especialmente relevante el encargo recibido por la Universidad de Burgos para desplegar los planes de formación especializada en tecnologías de baterías diseñados por la Comisión Europea. La UBU comenzará a impartirlos a partir del próximo mes de julio a través de sus programas de formación certificada online, UbuAbierta, y estarán disponibles para empresas, investigadores y cualquier persona interesada en este ámbito especializado desde cualquier país del mundo.

“Gracias a este acuerdo seremos la primera y por ahora única universidad de España en Portugal en impartir planes de formación especializada en tecnologías energéticas verdes, con el aval de la Comisión Europea”, explicó el rector Manuel Pérez Mateos.

Pérez Mateos anunció igualmente que la Universidad de Burgos tiene previsto, de nuevo en colaboración con KIC Innoenergy, la futura implantación de dos nuevos Másteres, uno en Tecnología de Baterías y otro en Tecnología del Hidrógeno, dentro de su oferta de títulos propios.

Estos campos de trabajo, aseguró el rector burgalés, “entroncan plenamente con los objetivos de la UBU. Somos una universidad que tiene a la sostenibilidad como estrategia fundamental de su gestión y apostamos por la investigación e internacionalización en el ámbito de la energía. Recientemente hemos creado y puesto en funcionamiento dos unidades de investigación conjunta, una dedicada a la tecnología en el ámbito de baterías y otra a la del hidrógeno verde, para convertir a nuestra universidad en un actor influyente en ámbito de la investigación en estos sectores en España. Ahora, la alianza con Innoenergy permitirá a la Universidad de Burgos posicionarse a la cabeza de las organizaciones españolas en formación especializada en tecnologías de baterías”.

El director de KIC Innoenergy Iberia, Mikel Lasa, destacó entre las principales líneas de actuación de su consorcio “El apoyo a la creación de startups, para lo que es importante colaborar con centros de investigación y universidades ya que es donde se genera el conocimiento y queremos colaborar con la Universidad de Burgos en llevar al mercado las posibles innovaciones y tecnologías que se desarrollan aquí”.

“La transición energética -apuntó Lasa- no solo debe descarbonizar la economía si no también generar puestos de trabajo. En sentido las áreas del hidrógeno verde y de las baterías son dos de las principales apuestas de la Unión Europea”.

Lasa aportó cifras que dan idea de la importancia y proyección que tienen la formación en estos ámbitos, como que, según las previsiones de la UE, “en 2025 el sector del vehículo eléctrico empleará a cerca de 4 millones de personas, 800.000 de las cuales deberán ser formadas en Europa, de ellas entre 100.000 y 150.000 en España. Para dar respuesta a esta necesidad desde Innoenergy y la Comisión Europea se decidió colaborar con instituciones académicas, desarrollando contenidos para formación”.

Con la firma del convenio la UBU, además de posicionarse a la cabeza de las organizaciones españolas en formación especializada en tecnología de baterías, fomentará la colaboración de sus grupos de investigación con las empresas interesadas en estas tecnologías, potenciará el desarrollo de nuevos productos y servicios en el ámbito de la energía verde y impulsará la creación de nuevos proyectos empresariales, formación y asesoramiento de emprendedores.

Mikel Lasa destacó igualmente la vinculación de Burgos con la industria de la automoción, el papel fundamental de Castilla y León en este ámbito, y el desarrollo en la provincia de las energías renovables con empresas que son líderes en estos ámbitos.

En este sentido el vicerrector de Investigación, Transferencia e Innovación de la UBU, José Miguel García Pérez, destacó el papel de la institución universitaria en la puesta en marcha y desarrollo de diversas iniciativas de la mano de empresas locales, como es el caso del proyecto Valle del Hidrógeno, en el que Hiperbaric es empresa tractora, o el encargo que ha recibido la Universidad de Burgos por parte de la Junta de Castilla y León para liderar un proyecto en el ámbito de la transición energética, en el que están implicadas las cuatro universidades públicas de la región junto con los centros tecnológicos CIUDAUT y CARTIF: “Un importante proyecto de investigación, con un presupuesto de más de 3 millones de euros, que la Junta presentará al Ministerio y que cuenta con el apoyo de más 20 empresas, entre ellas Grupo Antolin e Hiperbaric”, explicó.

publi BAD.png