Las elecciones anticipadas de CyL dejan sin solución del agua potable a Fresnedo

Desde 2016 Fresnedo no tiene agua potable y las instituciones no han sido capaces de encontrar una solución.

En 2016 en el pueblo burgalés de Fresnedo perteneciente al municipio de Villarcayo se detectaron en el agua valores por encima de los parámetros admitidos y desde el ayuntamiento se pidió que los vecinos restringieran el consumo del agua de grifo para el uso en boca (beber, lavar alimentos, cocinar, etc). La solución que se dio aun vigente, es el suministro de agua embotellada.

En 2017 un examen más exhaustivo detecta cuatro parámetros por encima de los valores legales, en fluoruros, arsénico, selenio y sulfatos. El origen de que existan estos valores se desconocen ya que nadie ha realizado ningún estudio geológico al respecto.

Buscando una solución el ayuntamiento de Villarcayo se reunió con la delegación territorial de la JCyL en Burgos para exponer su propósito de instalar una planta de ósmosis inversa, pero los técnicos y los vecinos rechazaron esta opción al haber dado problemas en otras localidades.

Pasan los años y ante la persistencia del problema los vecinos se movilizan y llevan a las Cortes de Castilla y León, una PNL para visibilizar el problema e intentar buscar las soluciones que el ayuntamiento de Villarcayo no había dado en 5 años.

El 24 de noviembre de 2021, el PSOE presenta una enmienda a los presupuestos autonómicos para 2022, donde se recogía una partida de 200.000 euros para dar solución a la llegada del agua potable. Esta enmienda es aprobada por unanimidad, pide a las instituciones competentes (Ayuntamiento de Villarcayo, Diputación de Burgos y Junta de Castilla y León) acordar una solución e instando a la Junta a dar solución con urgencia al problema.

El 20 de diciembre el Presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco convoca elecciones anticipadas, dejando en el aire los presupuestos para 2022 y por tanto imposibilitando la solución del agua de Fresnedo que parecía muy cercana.

El Ayuntamiento de Villarcayo tiene pendiente analizar un antiguo sondeo cercano a Fresnedo, para comprobar si la cantidad y la calidad del agua podrían ser válidas para garantizar un suministro al pueblo, pero este estudio aún no se ha realizado.

A pesar de las lluvias, nevadas y las inundaciones de semanas pasadas, los análisis siguen arrojando parámetros por encima de los que marca la legislación y los vecinos continúan utilizando agua embotellada.

publi BAD.png