Los algoritmos están controlando nuestra vida

El Doctor en Matemáticas y Computación en la Universidad de la Rioja Eduardo Sáenz de Cabezón señaló que los algoritmos están controlando el mundo y se preguntó si no estaremos perdiendo el control por el uso de las redes.

En el Aula Magna de la Universidad de Burgos, dentro de las jornadas de “Puertas Abiertas de la UBU” para estudiantes de bachillerato; el presentador de Orbita Laika y youtuber explicó de una manera divertida qué son los Grafos y se refirió a los espejismos de la mayoría, la teoría de redes complejas, los filtros de burbuja y la intensificación de los extremos en la conferencia “Las matemáticas en todo y en tod@s"

A su juicio, existen dos herramientas para evitar entrar en esa dinámica de pensamiento orientado por los algoritmos de las redes sociales. En primer lugar, hablar con la gente y, en segundo lugar, pensar. Desde las universidades –dijo- debemos transmitir a los universitarios el gusto por la sabiduría y el conocimiento porque el conocimiento nos ayuda a comprender y estar mejor en la vida.

Este profesor universitario, que se dedica al algebra computacional, reconocido monologuista científico, con cierto sentido del humor fue conduciendo a los asistentes por cuestiones científicas, intentando demostrar que las matemáticas no son tan odiosas como aparentan y dio una entretenida clase de matemáticas hablando de las propiedades emergentes y colectivas de las hormigas, la teoría de los grafos, puntos, entidades, conexiones entre entidades y el grado de un nodo por el número de conexiones que tiene, las propiedades de las conexiones y las propiedades de las redes, así como de los grupos de nodos que son más parecidos entre ellos, que se utiliza mucho en la publicidad segmentada.

Se refirió a la hazaña de la doctora en matemáticas Anna Kiesenhofre, que ganó en Tokio una medalla de oro en ciclismo con tal ventaja, que la segunda no se dio cuenta, simplemente porque las otras ciclistas no supieron contar.

Puso como ejemplo la Empresa Cambridge Analytics que hacía perfiles sicológicos a través de Facebook para influir en elecciones como las de Estados Unidos a través de la utilización de algoritmos, que permitieron dirigir su voto hacia Trump en lugar de Hillary Clinton o ganar el Brexit.

Sacó a la luz un hongo de zombificación de hormigas que toma su control y recordó los estudios que señalan que una cuarta parte de la población es capaz de modificar el comportamiento de todos, según el principio matemático denominado “tres cuartos” y recordó teorías como la de Taleb que dice que el 3% puede modificar el comportamiento del resto de la sociedad con una serie de condiciones, entre otras, que para la mayoría sea importante el cambio o que no sea un perjuicio.

Habló también del hipnótico fenómeno de Molinos de hormigas, su aplicación en las Redes sociales, de la manipulación de la opinión y de los filtros de burbuja que define el estado de aislamiento intelectual en el que puede derivar el uso de algoritmo por parte de Internet y la personalización del resultado de las búsquedas

Y se preguntó sí todo ello está provocando la polarización en la sociedad.

Con sus notas de humor, dijo que la Programación se debería dar desde la escuela, porque permite construir el pensamiento, entender el mundo y transformar una enunciación en un programa y subrayó la importancia de la lógica, el álgebra, las matemáticas y los grafos… en Enseñanzas como los Grados en Videojuegos que imparte la Universidad de Burgos.

Ante un público entregado, Eduardo Sáenz de Cabezón explicó el teorema de la matemática alemana judía más importante de la historia Emmy Noether, que establece que a cada simetría le corresponde una ley de conservación y viceversa. El enunciado formal del teorema deriva una expresión para la magnitud física que se conserva.

En su opinión, Noether, Einstein y Newton lograron con sus teorías y sistemas matemáticos cambiar el mundo y terminó con una fotografía del genio de los números Kurt Gödel acompañado de Einstein y una frase de Chesterton “Loco no es el que ha perdido la razón, sino el que lo ha perdido todo, todo menos la razón”.

publi BAD.png