Los ‘megaparques’ eólicos amenazan a Medina de Pomar

Avanza la planificación de la construcción de dos grandes proyectos eólicos que afectarían al municipio de Medina de Pomar. Se trata de los proyectos “Pico de la Iglesia” y “Loma de la cuesta quemada”.

El Ayuntamiento presentó el pasado mes de agosto alegaciones al estudio previo de impacto ambiental del proyecto “Pico de la Iglesia” de 84 MW y en el mes de abril ha vuelto a hacerlo frente al estudio definitivo del mismo. “Pico de la Iglesia” afectaría de lleno a la pedanía de Bóveda de la Ribera y el barrio de Villarán. También desde la Concejalía de Medio ambiente de este Consistorio se preparan ahora alegaciones al estudio previo de un segundo parque eólico, el conocido como “Loma de la cuesta quemada”. Este segundo proyecto de una potencia de 64,5 MW afecta nuevamente a pedanías del municipio de Medina de Pomar, concretamente a la pedanía de Perex de Losa y el barrio de Betarres. Además otros municipios como Merindad de Cuesta Urria, Trespaderne y Valle de Tobalina también se verían afectados por el impacto de la instalación de estos parques eólicos que contarían con aerogeneradores de más de 200 metros de alto.

Ahora es el turno de los ciudadanos, ya que recientemente se ha abierto el plazo de presentación de alegaciones a estos proyectos eólicos. Se pueden presentar alegaciones hasta el próximo 18 de junio.

Los parques proyectados son incompatibles con el modelo de planificación urbanística general y las ordenanzas de edificación del municipio de Medina de Pomar, donde “estamos obligados como ciudad a promover la implantación y consolidación de actividades industriales y turísticas de bajo impacto ambiental y vinculadas a la actividad primaria de la comarca y municipio”. La actividad industrial promovida por la mercantil Alfanar Energía España, S.L. a través del parque eólico “Pico de la Iglesia” y “Loma de la cuesta quemada” no cumple con este objetivo por su alto impacto sobre el modelo de turismo de la ciudad de Medina de Pomar y de la comarca.

La Comarca de las Merindades alberga, por si sola, actualmente 330 Mw. cuando el plan autonómico de 2000 establecía, en el escenario más optimista, 210Mw. Otorgar licencias sin un estudio de sostenibilidad territorial previo es condenar a Medina y su entorno a no poder tener alternativas de desarrollo más allá de los cánones y tasa por actividad eólica en cantidades simbólicas, sin entrar a valorar el vacío legal que se generará al planificar desde el gobierno central aspectos de ordenamiento territorial de competencia autonómica.

El Ayuntamiento de Medina de Pomar es socio activo y parte del equipo directivo del Grupo de Acción local CEDER Merindades que lleva años diseñando el futuro económico y social de los municipios que componen la Comarca, gestionando ayudas europeas Leader+ e impulsando infraestructuras para el turismo de bajo impacto medioambiental como el reciente Camino Natural de la vía verde financiado por el gobierno central. Los parques eólicos no están contemplados como actividad industrial en estos planes de desarrollo, ya que “suponen una grave amenaza para nuestra planificación de inversiones y nuestro futuro a corto, medio y largo plazo”.

publi BAD.png