Mañueco provoca el enésimo retraso en el Parque Tecnológico

La convocatoria electoral provoca que la partida presupuestaria para el Parque Tecnológico se quede sin fecha al no aprobarse los presupuestos de la región.

El Parque Tecnológico de Burgos sufre un agravio más, en este caso el motivo son las pretensiones políticas del presidente de la Junta de Castilla y León. El adelanto electoral anunciado por Mañueco deja en el aire los presupuestos generales de la región y con ellos la partida prevista para Burgos.

La ubicación del Parque a 9 kilómetros del centro de Burgos por la carretera Logroño lleva más de 15 años para finalizar un proyecto que apenas avanza.

Promovido por la Junta de Castilla y León en 2006, no es hasta 2010 cuando empiezan los trabajos de la primera fase de urbanización, fueron paralizados a finales de 2011 por falta de presupuesto y problemas legales cuando estaba ejecutado al 60%. Reanudadas las obras en marzo de 2019, la previsión es que finalicen en 2021, aceptándose ya reservas de suelo, pero claro está que esto no va a suceder así.

Pensado para acoger empresas que promuevan y realicen cualquier tipo de investigación, y que concentre especialmente de sectores tales como la automoción, agroalimentario, nuevos materiales, telecomunicaciones, bienes de equipo y robótica este parque se convertiría en el mayor de toda Castilla y León.

El gobierno de Partido Popular y Ciudadanos se había comprometido con el proyecto, pero una vez más las ambiciones políticas se interponen contra el interés ciudadano y económico de una provincia, nuevamente la de Burgos.

Este retraso ya resulta insultante por el cómo se produce siendo en este caso el presidente de la comunidad el culpable de la incertidumbre que genera en las empresas que puedan tener interés en instalarse en Burgos.

publi BAD.png