Medina de Pomar contra el parque eólico Pico de la Iglesia

El Ayuntamiento de Medina de Pomar se opone al proyecto del parque eólico Pico de la Iglesia.

La semana pasada el Alcalde de Medina de Pomar, Isaac Angulo, firmó la resolución de alcaldía que contiene las alegaciones en contra de la instalación del Parque Eólico «Pico de la Iglesia» de 60,78 MW. Con esta resolución presentada ante la Subdelegación de Gobierno se exponen los argumentos por los que se considera “un error dar permiso para que este proyecto se llegue a ejecutar”.

Después de un detenido análisis se ha concluido que el daño que causaría en Medina de Pomar y su entorno sería irreparable tanto para la conservación de nuestro medioambiente como de las posibilidades de crecimiento económico sostenido de nuestra ciudad.

El lugar donde se quieren instalar los aerogeneradores es un corredor ecológico imprescindible para el equilibrio medioambiental. Se trata de un espacio de transición entre espacios protegidos Red Natura 2000, vital para evitar la fragmentación del medio natural. Hay parques naturales, monumentos naturales, montes de utilidad pública, ZEPA, LIC, ZEC y hábitats de interés comunitario que se verán seriamente afectados al limitar la movilidad de especies entre ellos.

El parque proyectado es incompatible con el modelo de planificación urbanística general y las ordenanzas de edificación del municipio de Medina de Pomar, donde “estamos obligados como ciudad a promover la implantación y consolidación de actividades industriales y turísticas de bajo impacto ambiental y vinculadas a la actividad primaria de la comarca y municipio”. La actividad industrial promovida por la mercantil Alfanar Energía España, S.L. a través del parque eólico “Pico de la Iglesia” no cumple con este objetivo por su alto impacto sobre el modelo de turismo de la ciudad de Medina de Pomar.


Por otro lado, el Parque eólico propuesto es incompatible con las Servidumbre aeronáuticas del aeródromo de Villamezán. La presencia de aerogeneradores en los lugares señalados de instalación impedirá el despegue y aterrizaje con seguridad de las aeronaves que se aproximen o despeguen desde el aeródromo “Las Navas” ubicado en el barrio de Pomar. Además, el Consistorio medinés ha iniciado el expediente para poder compartir este uso del aeródromo con actividades turísticas y comerciales. Un ejemplo es la realización de encuentros de globos aerostáticos y encuentros aeronáuticos como el celebrado el 8 y 9 de junio de 2019. Por ello desde el ayuntamiento subrayan que “las servidumbres aeronáuticas necesarias para el fin de extinción de incendios que dan servicio a toda la Comarca se verán seriamente comprometidas por este proyecto”.

Explican también que “Castilla y León como comunidad autónoma afectada por el parque Pico de la Iglesia tendría que renovar su plan eólico antes de otorgarse más permisos de explotación”.

La Comarca de las Merindades alberga, por si sola, actualmente 330 Mw. cuando el plan autonómico de 2000 establecía, en el escenario más optimista, 210Mw. Otorgar licencias sin un estudio de sostenibilidad territorial previo es condenar a Medina y su entorno a no poder tener alternativas de desarrollo más allá de los cánones y tasa por actividad eólica en cantidades simbólicas, sin entrar a valorar el vacío legal que se generará al planificar desde el gobierno central aspectos de ordenamiento territorial de competencia autonómica.

El Ayuntamiento de Medina de Pomar es socio activo y parte del equipo directivo del Grupo de Acción local CEDER Merindades que lleva años diseñando el futuro económico y social de lo municipios que componen la Comarca, gestionando ayudas europeas Leader+ e impulsando infraestructuras para el turismo de bajo impacto medioambiental como el reciente Camino Natural financiado por el gobierno central. Los parques eólicos no están contemplados como actividad industrial en nuestros planes de desarrollo, ya que “suponen una grave amenaza para nuestra planificación de inversiones y nuestro futuro a corto, medio y largo plazo”.