top of page

Para el PP la seguridad vial continua empeorando en Burgos

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, arrolla cuantos esfuerzos se realizan por mejorar el grave problema de seguridad vial que arrastra la ciudad a lo largo de este mandato, según ha denunciado este martes el concejal del Grupo Municipal Popular, César Barriada.

Barriada ha recordado que el regidor socialista tiene el dudoso honor de haber llevado a la capital burgalesa a unas cifras de siniestralidad vial nunca antes conocidas, con récords de accidentes y atropellos mortales el pasado año.

El PP solicitó en el Pleno del pasado mes de diciembre a la concejala de Seguridad Ciudadana, Blanca Carpintero, un informe sobre la situación de expedientes de Tráfico, Seguridad Vial y Circulación, con el objetivo de conocer el estado de los mismos.

Dos meses más tarde, ha subrayado Barriada, no se sabe nada de este informe y lo peor, según ha reconocido a tenor de los antecedentes, es que ni siquiera se espera.

Pese a ello, el Grupo Municipal Popular ha confirmado que el pasado año se dejaron caducar o anularon expedientes en estas áreas por un importe cercano a los 400.000 euros, mientras que en lo que va de 2023 ya se ha superado la cifra de 111.000 euros, más de un 25 por ciento respecto al año anterior.

Una cantidad, la de este año, que habría permitido sufragar el coste de construcción del paso de cebra inteligente que reclaman los vecinos para la calle Legión Española, mientras que podrían haber sido hasta cuatro los proyectos de estas características, los elaborados durante el pasado año con el dinero que se dejó caducar.

César Barriada, tras agradecer la labor de los agentes de la Policía Local, ha preguntado cuál es el problema para alcanzar una situación de estas características y ha recordado que una administración “tiene la responsabilidad de gestionar los expedientes de manera eficaz y diligente”.

Por ello, ha reclamado explicaciones al equipo de Gobierno local acerca de esta cuestión, con el objetivo de revertirla y poner solución a una tramitación administrativa que, también en otras secciones, se ha demostrado “un caos” y ha llevado a una situación límite al Ayuntamiento de Burgos. “Estamos ante un verdadero atropello municipal a los esfuerzos por mejorar la seguridad vial en nuestras calles”, ha concluido.

publi BAD.png
bottom of page